Enlaces para accesibilidad

Dos periodistas mueren en Siria

  • Voz de América - Redacción

El francés Rémi Ochlik, de 28 años, fotógrafo de la agencia IP3 Press, murió en un apartamento transformado en "centro de prensa", según indicaron activistas sirios.

El francés Rémi Ochlik, de 28 años, fotógrafo de la agencia IP3 Press, murió en un apartamento transformado en "centro de prensa", según indicaron activistas sirios.

En el violento evento otros ocho civiles murieron en la provincia de Idleb, al noroeste del país, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

24 civiles sirios y dos periodistas murieron este miércoles en un bombardeo que se realizó en Baba Amr, un barrio de la ciudad de Homs, en Siria.

En el bombardeo también murieron dos periodistas la estadounidense Marie Colvin, de 56 años, reportera del semanario británico Sunday Times, y el francés Rémi Ochlik, de 28 años, fotógrafo de la agencia IP3 Press.

Los dos reporteros murieron en un apartamento transformado en "centro de prensa", según indicaron activistas sirios.

Estados Unidos calificó la muerte de los reporteros de "nuevo ejemplo de la brutalidad desvergonzada del régimen del presidente Bashar Al Asad" y expresó este miércoles sus condolencias, afirmando que son víctimas inocentes que perdieron la vida cumpliendo con el deber de informar sobre la tragedia que vive ese país.

“Nuestros pensamientos y oraciones están con las familias de estos dos periodistas y este hecho nos recuerda que hay miles de víctimas más y lo que nos sobrecoge es que son civiles inocentes. La brutalidad del régimen sirio de Assad aumenta cada día”, destacó el El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

Las autoridades de Siria declararon "no estar al tanto" de la presencia de los periodistas, que entraron al país clandestinamente, dadas las restricciones drásticas impuestas por las autoridades a la prensa.

Jay Carney reiteró la condena de la Administración Obama a la violencia que el régimen sirio ejerce sobre su pueblo.

En el violento evento otros ocho civiles murieron en la provincia de Idleb, al noroeste del país, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

El OSDH reporta que son casi 7, 600 personas, en su gran mayoría civiles, los que han muerto desde el inicio de la revuelta contra el régimen, iniciada hace once meses.

"En Homs y otras zonas afectadas, familias enteras están en sus casas desde hace días, sin poder comprar víveres o acceder a tratamientos médicos", afirmó el presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja, Jakon Kellenberger.

La Unión Europea anunciará el próximo lunes 27 de febrero, una nueva serie de sanciones contra Siria entre las que se contempla congelar los depósitos del Banco Central sirio, además de prohibir las importaciones de fosfato, principal recurso natural del país.

XS
SM
MD
LG