Enlaces para accesibilidad

Mujeres al frente de batalla

  • Voz de América - Redacción

En la práctica, las mujeres frecuentemente están expuestas a ataques durante el servicio militar cuando proveen ayuda médica, pilotean helicópteros o sirven en otras funciones.

En la práctica, las mujeres frecuentemente están expuestas a ataques durante el servicio militar cuando proveen ayuda médica, pilotean helicópteros o sirven en otras funciones.

Muchas mujeres en las fuerzas armadas sirven en unidades de apoyo a las tropas de infantería, pero en lugar de ser asignadas formalmente a un batallón, son “adjuntas” a la unidad.

El Pentágono recomendará al Congreso, este jueves, que las mujeres en el ejército en zonas de conflicto puedan desempeñar trabajos más cercanos al frente de guerra.

Se estima que la decisión pueda abrir 14.000 nuevas posiciones potencialmente más peligrosas para las mujeres en servicio activo, principalmente en el ejército y en la infantería de Marina.

Informes de la prensa estadounidense que citan declaraciones de dos altos funcionarios del Departamento de Defensa, los cuales hablaron bajo la condición de anonimato porque el anuncio no se ha hecho oficialmente, indican que las mujeres tienen prohibido servir directamente en el campo de batalla, en las fuerzas blindadas y de operaciones especiales.

Las regulaciones propuestas entrarían en vigencia en el verano boreal, permitiendo a las mujeres servir en posiciones no relacionadas con los batallones de infantería, como operadoras de radio, analistas de inteligencia, operadoras de radar, mecánicas de tanques y en los convoyes de suministro en áreas de conflicto.

Las recomendaciones son parte de un estudio que el Congreso ordenó al Pentágono sobre las mujeres en combate.

En teoría, el Congreso estadounidense podría bloquear las nuevas regulaciones, pero según los funcionarios que hablaron con la prensa, no se espera que lo haga.

Las actuales regulaciones prohíben a las mujeres servir en un batallón o unidad pequeña si el combate en tierra es la principal misión de la unidad. También están prohibidas de integrar unidades ubicadas cerca de tropas asignadas al combate.

En la práctica, las mujeres frecuentemente están expuestas a ataques durante el servicio militar cuando proveen ayuda médica, pilotean helicópteros o sirven en otras funciones de apoyo.

En 1990 el Congreso levantó la prohibición de que las mujeres comanden aviones de combate y que sirvan en barcos de guerra.

Desde entonces las mujeres tienen mucho menos restricciones en la Armada y en la Fuerza Aérea.

Muchas mujeres en las fuerzas armadas sirven en unidades de apoyo a las tropas de infantería, pero en lugar de ser asignadas formalmente a un batallón, son “adjuntas” a la unidad, lo cual no les permite avanzar en sus carreras militares, como es el caso de los soldados que luchan en la línea de fuego.

XS
SM
MD
LG