Enlaces para accesibilidad

Debaten fondos para el Pentágono

  • Voz de América - Redacción

La ley prohibiría el traslado de los detenidos de Guantánamo a otro sitio dentro de EE.UU.

La ley prohibiría el traslado de los detenidos de Guantánamo a otro sitio dentro de EE.UU.

El nuevo presupuesto de Defensa incluye una polémica cláusula sobre las detenciones de sospechosos de terrorismo.

Los legisladores estadounidenses han avanzado bastante en las discusiones sobre el nuevo presupuesto para el Departamento de Defensa, un proyecto que si se convierte tal y como está en ley contiene una polémica cláusula sobre las detenciones de presuntos terroristas.

Los congresistas dijeron haber revisado el contenido del proyecto en lo que se refiere a las detenciones de sospechosos de terrorismo, a fin de evitar que la legislación sea vetada por el presidente Barack Obama.

El proyecto de $662.000 millones de dólares incluye el presupuesto para el Departamento de Defensa y los programas de seguridad nacional del Departamento de Energía, además de proporcionar fondos para el personal militar, sistema de armas y las operaciones en Irak y Afganistán a partir del año fiscal que comenzó en octubre pasado.

La legislación dispone la detención militar, sujeta a discreción presidencial, de los terroristas de al-Qaeda que sean capturados conspirando para atacar EE.UU.

Un cambio respecto a esa cláusula exceptúa a los ciudadanos estadounidenses, aunque el proyecto de ley no garantiza que, aun siendo estadounidenses, los sospechosos de terrorismo sean llevados a juicio, y deja abierta además la posibilidad de que queden detenidos por tiempo indefinido.

La ley prohibiría el traslado de los detenidos de Guantánamo a otro sitio dentro de Estados Unidos, así como el uso de fondos para albergarlos en el país.

Legisladores tanto del Senado como de la Cámara de Representantes esperan aprobar la legislación y enviarla esta semana para su firma al presidente Obama.

Previamente, la Casa Blanca había advertido que vetaría cualquier proyecto de ley que desafiara o restringiera la autoridad del presidente para recopilar información de inteligencia, inhabilitar a terroristas y proteger la nación.

El gobierno estadounidense sostiene que los militares, policías y agentes de inteligencia necesitan tener flexibilidad para actuar en base a las particularidades de cada caso cuando se enfrenten a sospechosos de terrorismo.

XS
SM
MD
LG