Enlaces para accesibilidad

El Papa habla sin tapujos sobre los gays

  • Voz de América - Redacción

El papa Francisco habló con los periodistas que lo acompañaban en su vuelo de regreso a Roma, sobre el lobby gay y los escándalos sexuales y financieros del Vaticano.

El Papa Francisco regresó a Roma este lunes y en su vuelo de vuelta, sorprendió una vez más a los periodistas que lo acompañaban respondiendo a 70 preguntas durante más de una hora, y sin tapujos respondió a cuestiones sobre sexualidad, el lobby gay, los escándalos del Vaticano y sobre sus próximos viajes.

"Si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para criticarlo? El catecismo de la Iglesia católica lo explica de forma muy linda esto. Dice que no se deben marginar a estas personas por eso. Hay que integrarlas en la sociedad. El problema no es tener esta tendencia. Debemos ser hermanos. El problema es hacer un lobby", explicó Francisco.

Además, el Papa habló sobre los escándalos del Vaticano y sobre las reformas que está llevando a cabo. Dijo que no sabía en qué se quedará el Instituto para las Obras de Religión, más conocido como el Banco del Vaticano (IOR), pero que él espera que se convierta en una institución más transparente.

Sobre el Cardenal que se encuentra en prisión por escándalos del Banco Vaticano, Monseñor Nunzio Scarano, dijo que si estaba en prisión era porque no era “precisamente un santo”. Pero el Sumo Pontífice también habló de Monseñor Ricca, acusado de mantener relaciones homosexuales, y del supuesto lobby gay en el interior de la Santa Sede.

"Con respecto a monseñor Ricca, he hecho lo que el derecho canónico manda hacer, que es la investigación previa. Y no hemos encontrado nada", dijo el Papa Francisco. Y añadió, que si fueran verdad las supuestas acusaciones de homosexualidad a Ricca, que lo perdonaría, porque los pecados se perdonan.

"Tantas veces en la Iglesia, con relación a este caso y a otros casos, se va a buscar los pecados de juventud y se publican. Y hablo de pecados, no de delitos como los abusos de menores. Pero si una persona -laica, cura, o monja- comete un pecado y luego se arrepiente, el Señor la perdona. Y cuando el Señor perdona, olvida".

El Pontífice también tuvo palabras para su antecesor Benedicto XVI a quién se refirió como “mi papá” y dijo que de momento no cree que viaje a su país, a Argentina, ya que hay otros destinos como Jerusalén, Asia, Sri Lanka o Filipinas que son prioritarios en estos momentos.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG