Enlaces para accesibilidad

El Papa clama contra la violencia

  • Voz de América - Redacción

La reunión coincidió con el 25 aniversario del primer encuentro de ese tipo organizado por el Papa Juan Pablo II.

La reunión coincidió con el 25 aniversario del primer encuentro de ese tipo organizado por el Papa Juan Pablo II.

Benedicto XVI clausura una jornada interreligiosa por la paz y contra el terrorismo en la basílica de Santa María de los Ángeles de Asís.

El Papa Benedicto XVI se unió a 300 dignatarios religiosos de todo el mundo congregados en la basílica de Santa María de los Ángeles de Asís, en el centro de Italia, para hacer un llamado a favor de la paz y contra el terrorismo y la violencia.

En el encuentro interreligioso de un día tomaron parte musulmanes, hindúes, budistas, sijs y judíos, así como seguidores del confucianismo, el taoísmo y representantes de otras religiones de Africa y de Estados Unidos.

"Sabemos que con frecuencia el terrorismo tiene motivaciones religiosas y precisamente el carácter religioso de los ataques sirve de justificación para la crueldad implacable, que cree poder relegar las reglas del derecho en favor del 'bien' buscado", dijo el Papa.

El Sumo Pontífice precisó que en tales casos "la religión no está al servicio de la paz sino de la justificación de la violencia".

Benedicto XVI dijo durante la jornada de plegarias por la paz que estos encuentros han demostrado que la dimensión espiritual es clave para la construcción de la paz.

Por su parte, el patriarca ecuménico de Constantinopla, Bartolomeo I, manifestó inquietud por "la marginación creciente de las comunidades cristianas en Oriente Medio".

El arzobispo anglicano de Canterbury, Rowan Williams, denunció que el mundo de hoy en día "sigue obsesionado por los miedos y sospechas" y por la creencia de una seguridad "basada en la hostilidad defensiva".

La reunión coincidió con el 25 aniversario del primer encuentro histórico de ese tipo organizado por el Papa Juan Pablo II en 1986, en el mismo lugar. La cita se repitió en 2002 aunque con mayor participación que ahora.

Al igual que sucedió en 1986, los católicos integristas criticaron el encuentro por considerar que el Papa no debe invitar a orar a Dios por la paz a líderes de las que a su juicio son “falsas” religiones.

XS
SM
MD
LG