Enlaces para accesibilidad

EE.UU. aprueba patata genéticamente modificada

  • Voz de América - Redacción

La papa está diseñada para contener menos de un supuesto carcinógeno para los humanos.

La papa está diseñada para contener menos de un supuesto carcinógeno para los humanos.

Departamento de Agricultura acepta un tubérculo que contiene un compuesto supuestamente cancerígeno en papas fritas.

El Departamento de Agricultura de EE.UU. aprobó la primera patata modificada genéticamente para la siembra comercial en el país, lo que podría generar la ira de grupos que se oponen a la manipulación artificial de alimentos.

La papa Innate, desarrollada por J.R. Simplot Co., está diseñada para contener menos de un supuesto carcinógeno para los humanos, que se produce cuando una patata convencional es frita, y también es menos propensa a la aparición de moretones durante su transporte.

Simplot, con sede en Boise, estado de Idaho, es un importante proveedor de papas fritas congeladas para el gigante de la comida rápida McDonald’s.

El anuncio lo hizo el Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal de la agencia (APHIS).

Simplot aplicó a APHIS para la aprobación de la patata Innate en 2013. La presentación también fue revisada por la Agencia de Protección Ambiental y la Administración de Alimentos y Drogas (FDA).

Se llevaron a cabo ensayos de campo de la papa desde 2009 hasta 2011 en ocho estados, Florida, Indiana, Idaho, Michigan, Nebraska, Dakota del Norte, Washington y Wisconsin.

La modificación genética es común en cultivos agrícolas de Estados Unidos, como el maíz y la soja. Más del 90 por ciento de la soja y alrededor del 89 por ciento de maíz de EE.UU. son alterados genéticamente para tolerancia a herbicidas, por ejemplo.

Pero la adopción potencial de modificación genética (MG) ha sido más polémica en los cultivos de alimentos como el trigo, en el que no se han aprobado variedades de frutas y verduras modificadas en Estados Unidos.

APHIS informó que ha recibido cientos de comunicaciones de personas o grupos sobre la patata de Simplot durante un período de comentarios públicos.

Entre quienes se oponen a la papa se encuentran individuos y grupos que se oponen al desarrollo de los cultivos transgénicos en general, así como en el marco normativo que rodea la modificación genética, según APHIS.

El potencial de beneficios humanos , un menor riesgo de cáncer para los consumidores, fue uno de los aspectos positivos citados en los comentarios del público.

XS
SM
MD
LG