Enlaces para accesibilidad

Papa dice "no a la indiferencia" en esta Navidad

  • Voz de América - Redacción

En su mensaje que leerá el 1 de enero de 2016 hace un llamado a los gobernantes para que apliquen la misericordia a los más vulnerables.

En su mensaje que leerá el 1 de enero de 2016 hace un llamado a los gobernantes para que apliquen la misericordia a los más vulnerables.

El discurso de fin de año del papa Francisco viene cargado de mensajes que espera sean escuchados por todos los gobernantes y organizaciones mundiales como parte del Año del Jubileo de la Misericordia.

Como era de esperarse el papa Francisco no dejó que se le pase ni un solo detalle en el discurso que ofrecerá el próximo 1 de enero de 2016 y que será leído en todas las iglesias del mundo.

En su discurso, divulgado en adelanto por el Vaticano, el Sumo Pontífice denuncia un mundo saturado por la información que propicia la indiferencia e hizo un llamado a los líderes del mundo a pensar en los más vulnerables.

En el texto titulado: "Vence la indiferencia y conquista la paz", Francisco menciona las peores crisis que ha enfrentado el mundo en este año 2015, donde prevalecieron "las guerras y los atentados terroristas, con sus trágicas consecuencias, los secuestros de personas, las persecuciones por motivos étnicos o religiosos", menciona el Papa en su discurso.

De igual manera, Francisco hace un llamado de compasión y solidaridad hacia los más necesitados, y entre ellos cita la situación que atraviesan los presos, los refugiados, los inmigrantes; así como los desempleados, las mujeres y los países más pobres.

En su carta, el papa Francisco pide a los países ricos condonar las deudas de los más pobres y sobre los prisioneros, se atrevió a pedir una amnistía y a reconsiderar la pena de muerte y la cadena perpetua, así como propiciar una reforma del sistema penal, que permita otro tipo de castigos alternativos.

"Jesús nos dice que el amor a los otros -extranjeros, enfermos, encarcelados, gente sin casa, incluso nuestros enemigos- es la vara con la que Dios juzgará nuestras acciones", escribió Francisco en el mensaje. "Nuestro destino final depende de esto".

En otro de sus llamamientos urgentes, Francisco pidió a los gobiernos "gestos concretos en favor de nuestros hermanos y hermanas que sufren por la falta de trabajo, tierra y techo".

"Pienso en la creación de puestos de trabajo dignos para afrontar la herida social del desempleo, que afecta a un gran número de familias y de jóvenes y tiene consecuencias gravísimas sobre toda la sociedad", señaló.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG