Enlaces para accesibilidad

Papa en México: 'mirar al corazón'

  • Voz de América - Redacción

El papa Benedicto XVI dirigió un mensaje a la niñez mexicana, pero eludió hablar de las víctimas de pederastia por parte del padre Marcial Maciel.

El papa Benedicto XVI dirigió un mensaje a la niñez mexicana, pero eludió hablar de las víctimas de pederastia por parte del padre Marcial Maciel.

El papa encabezó una misa en el Parque Bicentenario de Silao, Guanajuato, al pie de famoso Cerro del Cubilete, ante unas 640.000 personas.

En el evento cumbre de su visita a México, el papa Benedicto XVI dijo saber que muchas familias “padecen a causa de la pobreza, la corrupción, la violencia doméstica, el narcotráfico, la crisis de valores y la criminalidad".

El pontifice lamentó que "tantas familias se encuentren divididas o forzadas a la migración".

Entre las actividades planeadas en la agenda del líder de la Iglesia Católica se encontraba de inicio una misa en el Parque Bicentenario de Silao, Guanajuato, ante unas 640.000 personas, según cálculos del vocero del Vaticano, Federico Lombardi.

Los candidatos presidenciales y el papa

Entre los asistentes se encontraban los candidatos presidenciales Andrés Manuel López Obrador, Enrique Peña Nieto, Josefina Vázquez Mota y Gabriel Quadri, además del presidente Felipe Calderón y los principales empresarios de México.

Al pronunciar el Angelus Domini, Benedicto XVI expresó confianza en que México continúe "llamando al respeto, a la defensa y promoción de la vida humana y al fomento de la fraternidad, evitando la inútil venganza y desterrando el odio que divide".

Durante la misa, el presidente Calderón fue el primero en la fila para recibir la comunión. Le siguió su familia y luego el gobernador Oliva.

Al término de la misa, el papa se arrodilló frente a una imagen de la Virgen de Guadalupana y luego le fue entregado un sombrero de charro mexicano, que no dudó en colocarse.

Posteriormente, el candidato presidencial de una coalición de izquierda, Manuel López Obrador declaró que el papa había dado "un mensaje contundente" sobre la violencia.

Por su parte, el candidato del PRI, Enrique Peña Nieto, quien también comulgó, reiteró profesar la religión católica. En tanto Josefina Vázquez Mota, candidata del PAN, afirmó sentirse "muy contenta" de participar en esta celebración.

Finalmente Gabriel Cuadri, del Partido Nueva Alianza consideró positiva la visita.

El encuentro sorpresivo con el “marichi”

El papa se encontró también con obispos de América Latina, a quienes dijo que es necesario atender a las personas que menos tienen.

En la catedral de León, donde tuvo un resbalón a la salida, el papa tocó un botón para activar la nueva iluminación del monumento a Cristo Rey ubicado en el cerro del cubilete.

Durante el Rezo de las Vísperas, advirtió sobre las divisiones estériles, críticas y recelos dentro de la Iglesia católica en América Latina.

Más tarde, en un mensaje inesperado, el papa salió del Colegio Miraflores, donde se ha hospedado estos días, para agradecer a un mariachi que le daba serenata, se colocó un sombrero que le obsequiaron y agradeció el cariño de los mexicanos.

El sábado, Benedicto XVI dirigió un mensaje a la niñez mexicana, pero eludió hablar de las víctimas de pederastia por parte del padre Marcial Maciel. Simplemente exhortó a “todos” a proteger y cuidar a los niños.

La despedida

Finalmente, en la ceremonia de despedida del papa este lunes, el presidente Felipe Calderón agradeció la visita a México del Papa Benedicto XVI a nombre de millones de mexicanas y mexicanos.

“Gracias por dejarnos el espíritu lleno de esperanza y el ánimo fortalecido para seguir luchando por un México justo, seguro y próspero al que aspiramos”, afirmó el presidente mexicano.

En el aeropuerto Internacional de Guanajuato, ubicado en este municipio, Calderón dijo que los mexicanos desean muy pronto volver a contar con la presencia del Papa en el país y le deseo una exitosa estadía en La Habana, Cuba, que es su próxima escala en esta gira pastoral, así como un buen regreso al Vaticano.

El presidente Felipe Calderón confió en que la estancia del Papa Benedicto XVI ayudará a fortalecer los valores de la familia y la justicia y pidió al jefe de la Iglesia católica que se llevara “las sonrisas de nuestros niños, lleve también consigo las lágrimas de las personas de quienes usted a consolado, de quienes padecen pobreza marginación o violencia; ha quedado también claro su mensaje de que esos valores caigan en la ambición del dinero fácil e ilimitado”

El papa Benedicto XVI viaja a Cuba en la segunda etapa de su gira por América Latina.

XS
SM
MD
LG