Enlaces para accesibilidad

Pakistan se defiende


Miembros del partido religioso paquistaní Jamatut Dawa condenan en Karachi la muerte Bin Laden.

Miembros del partido religioso paquistaní Jamatut Dawa condenan en Karachi la muerte Bin Laden.

EE.UU. dice no tener evidencias de que las autoridades paquistaníes supieran que Osama Bin Laden se hallaba oculto en el complejo de Abbottabad.

El gobierno de Estados Unidos dijo que no tiene evidencias de que funcionarios paquistaníes supieran que Osama Bin Laden estaba viviendo desde hacía seis años en una residencia fortificada en Abbottabad, a 60 kilómetros al norte de Islamabad, la capital del país.

Sin embargo, Washington no descarta esa posibilidad, según dijo este martes el jefe de la lucha antiterrorista de la Casa Blanca, John Brennan, en declaraciones a la red de radioemisoras National Public Radio.

“Ellos han expresado una sorpresa tan grande como la nuestra cuando supimos por primera vez de este complejo, así que no hay indicación en este punto de que la gente con la que hablamos supiera esto”, dijo Brennan, quien sin embargo apuntó que aun así hay que profundizar en los detalles.

En un artículo publicado este martes en el diario Washington Post, el presidente de Pakistán, Asif Ali Zardari, dijo que Bin Laden "no estaba en ninguno de los sitios donde anticipamos que estaría".

Pero el mandatario de abstuvo de desmentir acusaciones de que los servicios de inteligencia paquistaníes habrían conocido de antemano de la existencia del escondite.

Por su parte, la cancillería en Islamabad criticó la operación de las fuerzas especiales estadounidenses porque según dijo se llevó a cabo sin la autorización de Islamabad.

El comunicado también señaló que los servicios de inteligencia paquistaníes desde 2009 habían intercambiado información con la CIA y con “otras agencias e inteligencias amigas”.

El asesor de Obama precisó que EE.UU, aprovechará toda la información incautada en el asalto al escondite del jefe de Al Qaeda, contenida en documentos y computadoras, para continuar trabajando a fin de destruir la red terrorista.

Tal objetivo incluye seguir persiguiendo a Ayman al-Zawahiri, el segundo de Al Qaeda y posible sucesor de Bin Laden, quien según se cree está viviendo en Afganistán o Pakistán.

Algunos paquistaníes están furiosos y avergonzados por lo que consideran una violación de su soberanía y han surgido tensiones en el país tras la operación que dio muerte a Bin Laden.

Este martes fue reabierta le embajada estadounidense en Islamabad y el consulado en Karachi, pero las oficinas consulares en Peshawar y en Lahore siguen cerradas por razones de seguridad.

XS
SM
MD
LG