Enlaces para accesibilidad

Pacto nuclear tiene pendiente difíciles votaciones en el Congreso

  • Voz de América - Redacción

Senador republicano, Tom Cotton, uno de los mayores opositores al acuerdo con Irán.

Senador republicano, Tom Cotton, uno de los mayores opositores al acuerdo con Irán.

Algunos legisladores se han manifestado en oposición del acuerdo antes de que se hayan divulgado los términos del acuerdo. Ahora que se están conociendo, la resistencia por aprobarlo podría aumentar.

El acuerdo logrado entre Irán y la comunidad internacional ha sido producto de años de diplomacia y maratónicas sesiones que todavía tiene obstáculos adicionales en el futuro: difíciles votaciones en ambas cámaras del Congreso estadounidense dominadas por los republicanos.

El pacto anunciado en Viena no es en sí mismo un tratado formal con Irán, así que no necesita ser ratificado por dos tercios del Senado. Pero el Congreso aprobó, y el presidente Barack Obama firmó, una medida que da a los legisladores 30 días para aprovechar o rechazar un acuerdo con mayoría simple.

Algunos legisladores ya se han manifestado en oposición al acuerdo antes de que se hubieran divulgado sus términos. Ahora que ya se están conociendo, la resistencia parece ir en aumento.

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, dijo que el gobierno de Obama "abandonó" su posición inicial de que no permitiría a Irán enriquecer uranio.

"El pueblo estadounidense y nuestros aliados contaban con que el presidente mantendría su palabra... pero en lugar de hacer este mundo menos peligroso, el acuerdo solo envalentonará a Irán, el mayor patrocinador de terror en el mundo, ayudandolo a estabilizarse y a legitimar su régimen aún mientras sigue esparciendo más violencia e inestabilidad en la región", dijo Boehner.

“Irán es un régimen anti-estadounidense, patrocinador del terrorismo”, dijo el senador republicano Tom Cotton en el programa This Week de la cadena ABC. “Irán debería tener una sola posibilidad: o desmantelan complemente su programa nuclear o van a enfrentarse a la devastación económica y destrucción militar de sus instalaciones nucleares”.

Cotton ha sido el más estridente crítico del uso de la diplomacia con Irán, pero no es el único.

“Si Estados Unidos no es firme en nuestra intención de negar tales armas, Irán va a disparar una carrera armamentista nuclear en la región menos estable del mundo, haciendo más probable que aquellos que aspiran a cometer genocidio tengan los medios más efectivos para cometerlo”, dijo el senador Lindsey Graham el mes pasado al lanzar su campaña por la nominación republicana.

“La mejor opción es un acuerdo fuerte”, dijo el senador demócrata, Ben Cardin, quien también participó en This Week. “Podremos ver si tendremos inspecciones abiertas, si el levantamiento de las sanciones es proporcional con el progreso de Irán y su programa nuclear”.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG