Enlaces para accesibilidad

Clinton: es otro golpe a al-Qaeda


Desde la muerte del líder de al-Qaeda, Osama bin Laden, varios operativos de alto rango de la organización terrooristas han sido abatidos en distintas partes del mundo.

Desde la muerte del líder de al-Qaeda, Osama bin Laden, varios operativos de alto rango de la organización terrooristas han sido abatidos en distintas partes del mundo.

Estados Unidos consideraba a Fazul Mohammed, como uno de los terroristas más buscados y ofrecía $5 millones de dólares por su captura.

Las autoridades de Somalia anunciaron que dieron muerte a Fazul Abdullah Mohammed, quien era considerado como uno de los principales líderes de al-Qaeda en el este de África.

El abatido líder de al-Qaeda en África, Fazul Abdullah Mohammed, jugó un papel clave en el mortal ataque con bomba en 1998, contra las embajadas de Estados Unidos en Nairobi, en Kenya, y Dar-es Salaam, en Tanzania.

La secretaria de Estado, de Estados Unidos, Hillary, hizo una breve declaración respecto a la muerte de Harun Fazul, considerando como "un golpe significativo a al-Qaeda, sus aliados extremistas y sus operaciones en el este de África. Es el final para un terrorista que provocó muchas muerte y dolor entre muchos inocentes de Nairobi, Dar es Salaam, y de todas partes, personas de Tanzania, Kenia, Somalia y otros países de la región, y a nuestro propio personal en las embajadas".

Los ataques contra las embajadas estadounidenses en Kenya y Tanzania, hace 13 años, provocaron la muerte de 224 personas y dejaron a unas 5.000 heridas, además de enormes daños materiales. Las explosiones se produjeron en ambas capitales con apenas minutos de diferencia, sin que existieran amenazas previas, aunque las autoridades de seguridad rápidamente consiguieron determinaron que el ataque coordinado fue llevado a cabo por al-Qaeda.

Cuatro hombres vinculados con los ataques fueron capturados y cumplen penas a cadena perpetua en Estados Unidos, pero las autoridades estadounidenses continúaban la búsqueda de Fazul Mohammed y otros sospechosos. Osama bin-Laden, el abatido líder de al-Qaeda y el segundo de la organización, Ayman al-Zawahri, también fueron responsabilizados por los ataques.

Estados Unidos consideraba a Fazul Mohammed, como uno de los terroristas más buscados y ofrecía $5 millones de dólares por su captura.

Abatido por la policía

Las autoridades de Somalia indicaron este sábado 11 de junio de 2011, que el líder de al-Qaeda fue abatido hace varios días en un enfrentamiento con la policía junto a otro sospechoso de pertenecer a la organización terroristas, cuando fueron identificados en un puesto de control cerca de Mogadishu.

El anuncio de la muerte de Fazul Abdullah Mohammed se demoró hasta que su identidad no fue plenamente confirmada.

La policía informó que Fazul Mohammed, quien también era conocido por varios alias, tenía en su poder miles dedólares en efectivo y documentos con múltiples identidades diferentes, incluyendo un pasaporte sudafricano que despertó sospechas.

Atentado de al-Shabab

Las informaciones relacionadas con la muerte del operativo de alto rango de al-Qaeda, se producen después de que rebeldes somalíes islámicos de al-Shabab, asumieran la responsabilidad por el asesinato del ministro del interior de Somalia, Abdi Shakur Sheikh Hassan.

El funcionario de alto rango del gobierno somalí fue asesinado en una atentado con bomba ocurrido el viernes 10 de junio de 2011, cuando un atacante suicida se inmoló dentro de la residencia del ministro en Mogadishu, durante una reunión de la que participan personas vinculadas a Hassan.

Las autoridades de seguridad indicaron que creen que una mujer que era familiar de Hassan, fue quien llevó a cabo el ataque.

El primer ministro de Somalia, Mohammed Abdullah Mohamed, dijo al servicio somalí de la Voz de América, que el ataque fue “sin corazón y no islámico”.

El grupo miliciano al-Shabab ha usado ataques suicidas para ganar control en Mogadishu y en varias partes del centro y sur de Somalia, en los últimos tres años.

De todas formas, fuerzas de los gobiernos africanos y de la Unión Africana, han retomado partes del control de Mogadishu en una ofensiva iniciada en febrero de 2011. El grupo al-Shabab intenta deponer al gobierno somalí respaldado por Naciones Unidas (ONU), para convertir al país en un estado islámico estricto.

XS
SM
MD
LG