Enlaces para accesibilidad

Orgánicos contra un gigante

  • Voz de América - Redacción

Según los activistas, son los agricultores independientes quienes debían ser compensados por daños y no al contrario.

Nueva York no es un lugar en el que uno espera ver muchos agricultores. Pero, esta semana en la Plaza Foley, en Manhattan, muchos de ellos se están congregando para protestar contra una demanda de Monsanto Company, un gigante de la industria de agricultura.

Un grupo de agricultores independientes y activistas se reúnen a las afueras de una corte del distrito en Nueva York para apoyar a la asociación de intercambio comercial, Organic Seed Growers. El grupo de 270.000 miembros ha establecido una demanda colectiva contra Monsanto, fabricante de la mayoría de las semillas modificadas y polen.

La asociación esta pidiendo al tribunal que prevenga que Monsanto demande a los miembros del grupo por violación de patentes, si encuentran plantas modificadas genéticamente en sus fincas.

En un comunicado, Thomas Helscher, el portavoz de la empresa, dice que “Monsanto nunca ha demandado a un agricultor y nunca lo hará si nuestras semillas patentadas se encuentran en su campo, como resultado de una acción involuntaria”.

Pero Gianni Ortiz, fundadora y directora de FarmAssist Productions, una organización sin ánimo de lucro para pequeños granjeros, dice que ella sabe de cerca de 900 casos legales donde Monsanto ganó por daños y perjuicios de agricultores, porque sus cosechas o plantas habían sido cultivadas con organismos genéticamente modificadas o transgénicos.

Ortiz no niega que los productos de Monsanto han sido utilizados ilegalmente por algunos agricultores, pero ella explica que los agricultores orgánicos tienen una razón financiera para no hacer eso.

“Este grupo de agricultores claramente no quiere tener nada que ver con los genes, polen o semillas de Monsanto porque perderían su certificación (de orgánico). Así que si ellos terminan contaminados, son ellos quienes debían ser compensados, no Monsanto”, explicó Ortiz.

Defensores de los agricultores orgánicos han titulado la demanda un caso entre “David contra Goliat”. Si es así, Monsanto es el Goliat que está escogiendo las batallas. En esta audiencia, Monsanto logró que el caso fuera cerrado.

XS
SM
MD
LG