Enlaces para accesibilidad

Insulza: Hay que escuchar a la OEA


El caso seguirá en manos de la Corte, donde la sentencia final podría tardar varios años.

El caso seguirá en manos de la Corte, donde la sentencia final podría tardar varios años.

La Corte Internacional de Justicia ordenó el desalojo de ambos bordes del río San Juan que divide Costa Rica y Nicaragua.

"Lo que a mí me interesa poner de relieve es que si se hubiera hecho lo que la OEA pedía, el diálogo hubiera empezado varios meses atrás".

Esta fue la primera reacción del Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, tras el fallo de la Corte Internacional de Justicia sobre el diferendo entre Nicaragua y Costa Rica. Según Insulza, entre otras cosas, el fallo del Tribunal confirma el requerimiento inicial que había hecho el organismo hemisférico, de retirar la fuerza pública del territorio en disputa, para dar inicio a un diálogo entre las partes.

"Es muy satisfactorio para nosotros que la Corte Internacional de Justicia, entre otras cosas, haya decidido precisamente eso."_ agregó José Miguel Insulza, al tiempo que llamó a las partes a iniciar el diálogo para llegar a un acuerdo, incluso antes de que culmine el juicio ante el Tribunal internacional.

La Corte Internacional de Justicia ordenó que tanto Costa Rica como Nicaragua mantengan a todo su personal militar, policial o civil fuera de la región fronteriza en disputa a lo largo del río San Juan, que divide ambos países.

Costa Rica había pedido que la corte ordenara medidas cautelares, entre esas que las fuerzas nicaragüenses se alejaran de la zona limítrofe y que detuviera las labores de dragado y tala en la región de la desembocadura del río en el Atlántico.

La corte ordenó la salida de las fuerzas de ambos países, si bien Costa Rica no tiene ejército, y los instó además a "abstenerse de cualquier acción que pueda agravar o extender la disputa", en tanto determinó que no existen pruebas suficientes que ameriten ordenar la suspensión del dragado.

Desde La Haya, el canciller costarricense René Castro consideró que el fallo "sienta un precedente para otros países alrededor del mundo que tienen disputas similares y un precedente sobre un concepto de soberanía expandido y los derechos de un pueblo de cuidar su medio ambiente".

Castro dijo que la presidenta Laura Chinchilla se manifestó satisfecha por la sentencia y destacó que a pesar de la prohibición de mantener personal en la zona en disputa, la Corte acotó que Costa Rica puede y debe enviar desde su territorio trabajadores de medio ambiente, con el fin de proteger el humedal que existe en la zona.

También el enviado de Nicaragua en la Corte Internacional de Justicia Carlos Argüello calificó el fallo cómo "un triunfo rotundo de Nicaragua".

"Ha sido una grande y contundente victoria de Nicaragua. La Corte nos ha dado toda la razón en cuanto a que ratificó nuestro derecho a seguir dragando el río", dijo Argüello entrevistado desde Holanda por el oficialista Canal 4 de la televisión local.

Costa Rica acudió a la corte en 2010 tras afirmar que Nicaragua envió ilegalmente fuerzas y personal civil a una zona considerada territorio costarricense, donde habría lanzado sedimentos producto del dragado del río, provocando además un daño ambiental.

El caso seguirá en manos de la Corte, donde la sentencia final podría tardar varios años.

OEA satisfecha

Por su parte, el Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, "saludó la resolución emitida hoy por la Corte Internacional de Justicia de La Haya sobre las medidas provisionales adoptadas en el diferendo que opone a Costa Rica y Nicaragua", informó la organización a través de un comunicado,

Según el informe divulgado, Insulza recordó que el 12 de noviembre de 2010, tras el informe de su viaje a la zona de conflicto, el Consejo Permanente solicitó a ambos paises “evitar la presencia de fuerzas armadas o de seguridad en el área donde su presencia podría generar tensión”, en la perspectiva de crear condiciones de acercamiento y generar medidas de confianza que permitieran la solución pacífica del diferendo.

La OEA destaca que "queda ahora abierta la vía judicial para pronunciarse sobre el fondo del asunto o que éste sea resuelto por un acuerdo amistoso entre ambos países", a la vez que Insulza "hizo un llamado a ambos gobiernos para que retomen el diálogo y la confianza, permitiendo así abrir caminos que lleven a resolver el problema de fondo que los separa".

XS
SM
MD
LG