Enlaces para accesibilidad

Oposición reclama actuar rápido


El presidente del Congreso, el republicano John Boehner, y el presidente Obama, se estrechan las manos antes de que el mandatario iniciara su discurso.

El presidente del Congreso, el republicano John Boehner, y el presidente Obama, se estrechan las manos antes de que el mandatario iniciara su discurso.

El Tea Party insistió en criticar el gasto y el endeudamiento público del gobierno estadounidense.

La respuesta tradicional del partido de oposición al Mensaje a la Nación del presidente de Estados Unidos, estuvo dirigido en esta oportunidad a reclamar por parte del Partido Republicano, una acción inmediata en el recorte del gasto público al gobierno del presidente Barack Obama.

El representante republicano por Wisconsin, Paul Ryan, presidente del Comité de Presupuesto de la Cámara de Representantes dijo que el país enfrenta la agobiante carga de la deuda y se dirige a un desastre económico a menos que se tome una acción dramática destinada a colocar el déficit presupuestario bajo control.

La representante republicana por Florida, Ileana Ros-Lehtinen, que preside la Comisión de Asuntos Extranjeros en la Cámara de Representantes, coincidió con las declaraciones de Ryan, las cuales presentó en español.

Ros-Lehtinen destacó que hay que hacer más para crear empleos y mejorar la economía, y dijo que los republicanos mantienen la firme decisión de evitar que el actual gobierno tome nuevos préstamos y reducir el "exagerado" gasto público.

Lea además: Obama llamó a la nación a avanzar

Ryan sostuvo que el recorte del gasto debe comenzar de inmediato porque “el país se aproxima a un punto de inflexión. Estamos en un momento donde si el crecimiento del gobierno se produce sin control y sin ser desafiado, el mejor siglo de Estados Unidos será considerado el siglo pasado”.

En un mensaje televisado, Ryan agregó que “los días de hacer negocios como era tradicional se están acercando al final. Y estamos convencidos de un par de cosas: la estrategia no es poner fin al endeudamiento, porque el recorte del gasto es lo que se debe hacer primero”.

También, el congresista republicano insistió con la plataforma de su partido al decir que "necesitamos reclamar nuestro sistema estadounidense de un gobierno limitado en su tamaño, bajos impuestos, regulaciones razonables y una moneda sólida, que nos han bendecido con una prosperidad sin precedentes”.

También Ryan aseguró que un sistema basado en tales fundamentos “ha hecho más por los pobres que cualquier otro sistema económico nunca antes diseñado".

Sin embargo, el representante Ryan reconoció que la responsabilidad por la situación del país es amplia.

“Nuestra deuda es el producto de los actos de muchos presidente y muchos Congresos, por muchos años. Ninguna persona o partido en particular es responsable por ello. Tampoco existen dudas de que el presidente llegó al cargo enfrentando una situación fiscal y económica grave”. Pero reclamó que “infelizmente, en vez de restaurar los fundamentos del crecimiento económico”, el presidente Obama se empeñó “en una carrera de gastos en estímulos que no solamente no ha cumplido con la promesa de crear trabajos, sino que nos arrastró a una deuda más profunda”.

Respuesta del Tea Party

Pero también el ala más conservadora de la oposición, el movimiento Tea Party, presentó en forma inusual, una respuesta propia a través de la portavoz designada en la oportunidad, la representante por Minnesota, Michelle Bachman.

La repuesta ultraconservadora tuvo un alto perfil al ser emitida por la televisión. La congresista Bachman dijo que “después de un rescate de $700 mil millones de dólares, un plan de estímulo de trillones de dólares y una amplia ley de presupuesto con 9.000 asignaciones de fondos, muchos de ustedes imploraron a Washington que detuviera el gasto de un dinero que no teníamos”.

Sin embargo, Bachmann dijo que “en vez de recortes, lo que vimos fue una explosión sin precedentes de gasto público del gobierno y deuda. Es probablemente algo que nunca hemos visto antes”, declaró.

Apoyo de Harry Reid

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, por su parte dijo que a través de su discurso, el presidente Obama presentó “un plan concreto de cómo sacar nuestro país adelante a través de inversiones en aquellas cosas que funcionan y recortando aquellas cosas que no funcionan”.

El senador Reid dijo que “escuchamos la visión del presidente para mantenernos como una súper-potencia: educando, construyendo e innovando más que nuestra competencia. Para llegar ahí, tenemos que poner a un lado nuestras diferencias y dejar el partidismo a un lado”.

También dijo que “los republicanos tienen una responsabilidad de trabajar” junto a los demócratas “para generar empleos”, y también reclamó el apoyo de la oposición “para arreglar el averiado sistema migratorio”.

En tal sentido dijo que esperaba el apoyo de los republicanos “para reconstruir la economía de hoy, crear los trabajos del futuro y fortalecer a la clase media”.

XS
SM
MD
LG