Enlaces para accesibilidad

Cumbre Río + 20 por un desarrollo sostenible

  • Voz de América - Redacción

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, al inaugurar la cumbre en Río de Janeiro.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, al inaugurar la cumbre en Río de Janeiro.

Mandatarios y representantes de más de un centenar de países se dan cita en Brasil para tratar de conciliar desarrollo económico, lucha contra la pobreza y protección del medio ambiente.

La Conferencia de Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, Rio + 20, fue inaugurada este miércoles en Brasil con la presencia de jefes de Estado y representantes de 193 países.

En la apertura de la cumbre, que sesiona en Río de Janeiro hasta el viernes 22 de junio, la presidenta del país anfitrión, Dilma Rousseff, y el secretario general de la ONU, Ban Ki- moon, hicieron un llamamiento en pro de la acción a favor de un desarrollo sostenible.

Durante las sesiones de esta otra Cumbre de la Tierra, considerada la mayor en la historia de la ONU, líderes mundiales y representantes del sector privado deben debatir sobre vías para reducir la pobreza y a la vez proteger el medio ambiente en un planeta con una población en ascenso.

"Hace 20 años, otra cumbre nos dio un mapa para el desarrollo sostenible. Desde entonces el progreso ha sido demasiado lento, no hemos avanzado suficiente por el camino trazado en 1992. Ahora tenemos una segunda oportunidad", dijo Ban Ki- moon en la sesión inaugural.

Ban Ki- moon se referió al poco avance logrado desde que la cumbre Eco 92, también efectuada en Rio de Janeiro hace dos décadas, colocó en primer plano de la agenda internacional el tema de la protección del medio ambiente.

Los debates de la Cumbre se centran en un documento de 49 páginas que es resultado de dos años de negociaciones entre los miembros de la ONU, y que entre otras cosas fija definiciones sobre la economía verde y aboga por fortalecer los programas de protección medioambiental y la protección de los océanos.

La presidenta Rousseff destacó que la presencia de numerosos líderes mundiales en el centro de convenciones Riocentro a unos 40 kilómetros del centro de la capital brasileña "indica el compromiso de los Estados aquí representados con la compleja y urgente agenda de desarrollo sostenible”.

Pero grupos ambientalistas han criticado con severidad el documento, porque a su juicio "no tiene la ambición necesaria para salvar al planeta o a los pobres” y porque carece de “valentía política" por parte de quienes lo adoptaron, según dijo Meena Raman, de la organización Third World Network.

De acuerdo con sus críticos, el proyecto de declaración de la conferencia está lleno de “palabras débiles”, deja abierta la definición de lo que debe ser una economía verde como base del desarrollo sostenible y tampoco incluye una propuesta de países en desarrollo para crear un “fondo verde” de $30.000 millones de dólares anuales.

Estados Unidos estará representado en la cumbre por la Secretaria de Estado, Hillary Clinton. Las ausencias más notables de mandatarios, además del presidente Barack Obama, son las del primer ministro británico, David Cameron, y la canciller alemana, Angela Merkel.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG