Enlaces para accesibilidad

Evo Morales: "La paz es imposible sin justicia social"

  • Voz de América - Redacción

Presidente de Bolivia, Evo Morales pidió a la Asamblea General de la ONU luchar contra el cambio climático.

Presidente de Bolivia, Evo Morales pidió a la Asamblea General de la ONU luchar contra el cambio climático.

La pobreza, el cambio climático, la reforma de la ONU, Siria y Colombia dominaron el segundo día de la Asamblea General en Nueva York.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, condenó en la Asamblea General de ONU en Nueva York, el sistema capitalista como la causa de muchos de los problemas del mundo, diciendo que la riqueza está en manos de un 20% de la población mundial y 800 millones de personas pasan hambre.

Morales aludió también a los graves efectos del cambio climático, que está produciendo en su país “una de las peores sequías de su historia” y llamó a tomar acciones inmediatas para “evitar que el capitalismo convierta el Acuerdo de París en un acuerdo mentiroso y chantajista”.

El mandatario boliviano llamó a Estados Unidos a levantar el bloqueo económico a Cuba, condenó el terrorismo, felicitó a Colombia por el acuerdo de paz y advirtió contra “la nueva forma de conspiración imperial del siglo XXI”, que dijo ya no usa golpes militares sino golpes parlamentarios y judiciales.

“Pueden ser legales y constitucionales pero no tienen legitimidad ni respetan la decisión de los pueblos”, aseguró.

La pobreza, el hambre, la sostenibilidad, la reforma de la ONU, la lucha en Siria y el acuerdo de paz en Colombia fueron temas discutidos una y otra vez por los mandatarios que hablaron en la Asamblea General el jueves.

El presidente de República Dominicana, Danilo Medina, pidió cambios profundos a los modelos de intercambio comerciales y financieros que ayuden a las poblaciones a salir de la pobreza sin posibilidad de retorno.

Medina exhortó a reformar el orden económico mundial, que consideró plagado de hipocresía. Dijo que el proteccionismo agrícola de los países ricos les permite inclinar los mercados a su favor, mientras los aranceles y barreras comerciales excluyen rutinariamente a los productos de países en desarrollo.

“Vamos a seguir apostando por el intercambio mundial de bienes y servicios. Pero hagámoslo asegurando que esos intercambios sean justos y en igualdad de condiciones”, enfatizó.

El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez, abogó por mejores condiciones de vida en las comunidades de origen de los migrantes como una solución a mediano y largo plazo para disminuir el flujo de la inmigración ilegal.

Sánchez destacó el éxito del plan de seguridad nacional de su país para combatir la violencia de pandillas y narcotraficantes, que según afirmó, en cinco meses ha reducido casi en 50% los homicidios con respecto al primer trimester del año, aunque reconoció que persisten importantes retos y desafíos.

El líder salvadoreño también expresó su rechazo a lo que calificó de intentos de desestabilización contra gobiernos progresistas de la region como Venezuela. “Son un golpe al estado de derecho” y “una grave afectación para la democracia y el desarrollo de las naciones”, aseguró.

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla condenó la falta de voluntad política de los Estados industrializados para afrontar los problemas más acuciantes del mundo contemporáneo, al destacar en su intervención el abismo entre las deliberaciones en el encuentro anual y las realidades de los pueblos.

Rodríguez destacó que los enormes arsenales nucleares y convencionales y el gasto militar anual de 1,7 millones de dólares desmienten la afirmación de que no hay recursos para eliminar la pobreza y el subdesarrollo.

El diplomático cubano también habló de los avances en el descongelamiento de la relación con Estados Unidos, pero recordó que el bloqueo económico estadounidense sigue causando graves daños y privaciones a su pueblo.

El canciller Rodríguez anunció que Cuba presentará a la Asamblea un proyecto de resolución que pide acabar el bloqueo, y señaló la disposición del gobierno cubano a continuar el diálogo respetuoso con Estados Unidos.

El ministro de Relaciones Exteriores de Paraguay se manifestó a favor de un cambio en la ONU, afirmando que la Asamblea General deber ser fortalecida y el Consejo de Seguridad reformado.

Ramón Loaizaga Lezcano que el próximo o la próxima líder de la ONU tenga como prioridad la diplomacia preventiva y la mediación y que convierta la Organización en ejemplo de inclusión y diversidad nacional y de género.

El canciller paraguayo dijo que es necesario que el Consejo de Seguridad rinda cuentas sobre su actuación y que hace falta que sea más democrático, representativo, inclusivo y transparente.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG