Enlaces para accesibilidad

Tillerson pide a la ONU tomar medidas con Corea del Norte

  • Voz de América - Redacción
  • Margaret Besheer – Naciones Unidas

Estados Unidos instó al Consejo de Seguridad de la ONU a aumentar la presión económica sobre Corea del Norte, apoyándose en China en particular para apretar los tornillos a su aliado rebelde.

El secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, dijo que Washington no descarta una respuesta militar ante la agresión norcoreana, y que buscaría el aislamiento financiero e internacional de la nación liderada por Kim Jong-un.

"Como hemos dicho antes, todas las opciones para responder a la provocación deben permanecer en la mesa", dijo Tillerson en una reunión de alto nivel del Consejo de Seguridad de la ONU, sobre los ensayos nucleares de Corea del Norte.

"Las políticas diplomáticas y financieras estarán respaldadas por una disposición por contrarrestar la agresión de Corea del Norte con acciones militares si es necesario", advirtió.

"Preferimos una solución negociada a este problema, pero estamos comprometidos a defendernos a nosotros mismos y a nuestros aliados contra la agresión norcoreana", señaló Tillerson.

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, habla junto al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, durante una reunión del Consejo de Seguridad sobre la situación en Corea del Norte en las Naciones Unidas en Nueva York, 28 de abril de 2017.
El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, habla junto al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, durante una reunión del Consejo de Seguridad sobre la situación en Corea del Norte en las Naciones Unidas en Nueva York, 28 de abril de 2017.

El secretario de Estado de EE.UU., dijo que esta nueva campaña de presión sería implementada rápidamente y "dolorosa para los intereses norcoreanos", pero insistió en que el cambio de régimen no es parte de él.

Agregó que las conversaciones no ocurrirían, si Corea del Norte toma medidas concretas para desmantelar sus programas de armas ilegales.

Tillerson expuso lo que Washington quiere que la comunidad internacional haga para detener la búsqueda de armas nucleares por parte de Corea del Norte, pidiendo una mayor presión diplomática y económica para que Pyongyang cambie de rumbo, incluyendo nuevas sanciones específicas.

"Debemos aportar la máxima presión económica cortando las relaciones comerciales que financian indirectamente el programa nuclear y de misiles de Corea del Norte", dijo.

"Hago un llamamiento a la comunidad internacional para que suspenda el flujo de trabajadores norcoreanos e imponga prohibiciones a las importaciones de Corea del Norte, especialmente al carbón", agregó.

Tillerson-China

Tillerson también señaló a China, instándola a ejercer su poderoso poder económico sobre Corea del Norte.

De igual forma pidió a los estados de la ONU a rebajar sus relaciones diplomáticas con Pyongyang y aplicar plenamente las resoluciones existentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas relativas a Corea del Norte.

"Aquellas naciones que no han hecho cumplir estas resoluciones completamente desacreditan a este cuerpo", dijo Tillerson.

"Durante años, Corea del Norte ha estado dictando los términos de sus peligrosas acciones; es hora de que retomemos el control de la situación", agregó Tillerson.

El ministro chino de Relaciones Exteriores, Wang Yi, habla durante una reunión ministerial sobre el Consejo de Seguridad sobre la situación en Corea del Norte, 28 de abril de 2017, en la sede de las Naciones Unidas.
El ministro chino de Relaciones Exteriores, Wang Yi, habla durante una reunión ministerial sobre el Consejo de Seguridad sobre la situación en Corea del Norte, 28 de abril de 2017, en la sede de las Naciones Unidas.

China sigue siendo firme

Varios ministros de Asuntos Exteriores asistieron a la sesión de alto nivel del viernes, entre ellos el chino Wang Yi, quien desvió los recientes llamamientos del presidente Donald Trump a Beijing para resolver el problema norcoreano.

"China no es un punto focal del problema en la península y la clave para resolver el problema nuclear en la península no está en el lado chino", dijo Wang al consejo.

"A lo largo de los años, China ha hecho esfuerzos incansables y ha desempeñado un papel único en la promoción de una solución negociada", agregó.

La posición de China seguía siendo consistente, dijo el ministro, quien aseguró que su nación hizo llamados a Corea del Norte para que parara sus actividades nucleares y de misiles balísticos.

También dijo que instó a su vecino para que volviera a sus compromisos internacionales.

Wang Yi instó a otros partidos a trabajar constructivamente para la desnuclearización de la península coreana.

"Debemos permanecer comprometidos con el camino del diálogo y las negociaciones", dijo Wang.

"El uso de la fuerza no resuelve las diferencias y solo conducirá a desastres más grandes", advirtió.

El ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Sur, Yun Byung-se, pronunció sus palabras en el Consejo de Seguridad en la sede de las Naciones Unidas, el 28 de abril de 2017.
El ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Sur, Yun Byung-se, pronunció sus palabras en el Consejo de Seguridad en la sede de las Naciones Unidas, el 28 de abril de 2017.

Vecinos ansiosos

"Debemos actuar ahora, estamos compitiendo contra el tiempo", dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Sur, Yun Byung-se, cuyo país está en primera línea de la crisis.

"Las circunstancias extraordinarias requieren respuestas extraordinarias", instó.

Pidió nuevas sanciones internacionales más duras, diciendo que son necesarias.

"Nuestro objetivo no es poner a Corea del Norte de rodillas, sino traerlo de vuelta a la mesa de negociaciones para una auténtica desnuclearización".

Japón y Rusia

El ministro de Relaciones Exteriores de Japón, Fumio Kishida, instó a la comunidad internacional a enviar un mensaje a Pyongyang de que la provocación tiene un alto precio.

"Ningún futuro brillante espera a Corea del Norte sin la desnuclearización", agregó.

Rusia, que comparte una corta frontera con Corea del Norte, también expresó su preocupación por las crecientes tensiones.

"La retórica combativa, junto con la flexión de los músculos temerosos, ha llevado a esta situación en la que el mundo entero ahora se pregunta seriamente si va a haber una guerra o no", dijo el viceministro de Relaciones Exteriores ruso, Genady Gatilov al consejo.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG