Enlaces para accesibilidad

Omán clama nuevas reformas


Omán está gobernado por el sultán Qaboos bin Said, que posee el poder absoluto del estado del Golfo Pérsico desde 1970.

Omán está gobernado por el sultán Qaboos bin Said, que posee el poder absoluto del estado del Golfo Pérsico desde 1970.

Crecen las protestas en el país árabe a favor de aumentos salariales y medidas democráticas, entre otros.

Omán continúa la lucha en su cuarto día de protestas después de que grupos de manifestantes provocaran cruentos enfrentamientos con las fuerzas del orden en la estratégica nación del golfo.

Estados Unidos exhortó a Omán a que muestre moderación y participe en un diálogo en respuesta a varios días de mortales protestas anti gubernamentales.

El portavoz del Departamento de Estado, P.J. Crowley, dijo que Washington lamenta la muerte de varias personas en las protestas y que ha contactado al gobierno de Omán, aliado de Estados Unidos en el Golfo Pérsico, para que realice reformas que mejoren las oportunidades económicas y amplíen la participación pública en el marco de un proceso político pacífico.

Las fuerzas de seguridad cerraron las principales arterias vehiculares de acceso a Sohar, 200 kilómetros al noroeste de Muscat, la capital de Omán, en un intento por aislar a los manifestantes e impedir que aumenten las protestas.

Los opositores del gobierno se concentran en un círculo vial, donde han bloqueado las vías e incendiado un supermercado en demanda de empleos, aumento de salarios y reformas democráticas.

Omar al-Abri, funcionario de la agencia estatal de noticias Omán News, informó que se ha confirmado la muerte de una persona como consecuencia del gas lacrimógeno y balas de goma que la policía empleó para dispersar a los cientos de manifestantes que se lanzaron a las calles en Sohar. Sin embargo, los funcionarios de hospitales estatales han contabilizado dos muertos.

Los testigos afirman que un supermercado fue incendiado mientras varios cientos de manifestantes, en su mayoría jóvenes, se habían congregado en la plaza principal del pueblo, exigiendo aumentos salariales, empleos para los jóvenes desempleados y cambios de ministros del gobierno, entre otros.

Si bien, las fuentes también aseguran que la policía no ha vuelto a responder a las protestas.

Omán está gobernado por el sultán Qaboos bin Said, que posee el poder absoluto del estado del Golfo Pérsico desde 1970. Qaboos ha tratado de evitar las revueltas en su país, tras la ola de levantamientos pro-democracia en otras naciones árabes, ofreciendo diversas medidas, como la de crear 50.000 cargos gubernamentales y conceder un subsidio de $ 390 dólares a los desempleados.

El soberano omaní también ordenó a una comisión preparar propuestas para incrementar la autoridad de un Consejo Electo que le asesore en asuntos de estado y anunció una reorganización de su gabinete.

Omán se constituye así como el más reciente punto reto que enfrentamientos en el mundo árabe ante la actual autoridad y deja entrever que las protestas podrían esparcirse en el golfo, con protestas previstas para el próximo mes en Kuwait y Arabia Saudí.

Este país comparte el control con Irán sobre el Estrecho de Hormuz en la boca del golfo, la ruta de un 40% del tráfico de cisternas petroleras en el mundo.

XS
SM
MD
LG