Enlaces para accesibilidad

Goodbye Londres, Oi Río

  • Voz de América - Redacción

La llama olímpica arde con el fondo de los aros olimpicos durante la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

La llama olímpica arde con el fondo de los aros olimpicos durante la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Cae el telón de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 con una ceremonia alegre y melancólica a la vez.

Las Olimpiadas del 2010 en Londres terminaron en una fiesta alegre y melancólica a la vez, una celebración en la que se trató de echar un vistazo hacia atrás y aplaudir los 17 días de competencias y esperar con optimismo la próxima cita dentro de cuatro años.

Goodbye Londres. Oi Río.

La fiesta final incluyó a protagonistas del rock y el pop, géneros en los que Gran Bretaña ha prodigado al mundo artistas fabulosos, como The Who, George Michael, Annie Lennox y Spice Girls, pero también samba y otros géneros musicales interpretados por artistas braileños.

El alcalde londinense Boris Johnson devolvió la bandera con los cinco aros al presidente del Comité Olímpico Internacional, Jacques Rogge, quien a su vez la puso en manos de Eduardo Paes, el titular del gobierno de Río de Janeiro.

A partir de ese momento, Río asumió formalmente la responsabilidad de realizar los próximos Juegos.

Ha sido un sueño

Londres 2012 será recordado por muchas hazañas como la de Michael Phelps al lograr 22 medallas en tres olímpiadas, incluidas 18 doradas; los increíbles récords del jamaiquino Usain Bolt con un triplete dorado en la velocidad pura, o la aparición de Ye Shiwen, la china que asombró cuando nadó más rápido que Ryan Lochte y Phelps en los últimos 50 metros en la prueba equivalente de los 400 estilos.

Y también la de Oscar Pistorius, el sudafricano que se convirtió en el primer atleta con las piernas amputadas que compite en los Juegos Olímpicos, aunque no haya ganado medallas.

Como anfitriona de los Juegos, la capital británica rebasó las expectativas de muchos, empezando por los propios londinenses. Los temores de seguridad resultaron hasta ahora exagerados y los vaticinios de un caos en el transporte y el tránsito jamás se materializaron.

Incluso el clima fue bastante benévolo, salvo por interrupciones menores de algunos partidos de tenis a consecuencia de una lluvia que es considerada tan inherente a Londres como la música que animaba el festejo del domingo.

"Ha sido un sueño", dijo el presidente del comité organizador de Londres 2012, Sebastian Coe, quien se expresó "muy, muy satisfecho".

Coe resumió la ceremonia final en tres palabras, "fiesta, fiesta y fiesta".
XS
SM
MD
LG