Enlaces para accesibilidad

Continúan las protestas por oleoducto en Dakota

  • Voz de América - Redacción

Manifestantes protestan el lunes sobre un camión quemado durante los violentos enfrentamientos del domingo.

Manifestantes protestan el lunes sobre un camión quemado durante los violentos enfrentamientos del domingo.

Un video grabado por un manifestante y colgado en Facebook mostraba lo que parecían cañones de agua y gases lacrimógenos lanzados sobre los activistas.

Manifestantes y fuerzas de seguridad chocaron nuevamente el domingo cerca del oleoducto Dakota Access, en Cannon Ball, Dakota del Norte, cuando unos 400 manifestantes trataron de avanzar sobre un puente y hacia el lugar de la construcción del controversial proyecto.

Las autoridades usaron chorros de agua, gas pimienta, balas de hule y granadas de percusión para contener a los manifestantes.

Al menos una persona fue detenida.

El lunes todavía permanecían algunos manifestantes que continuaban con sus protestas en contra de la construcción del oleoducto.

El choque se produjo en el puente Backwater, a eso de las seis de la tarde, cuando las temperaturas alcanzaban varios grados bajo cero, cerca de donde los manifestantes acamparon en un terreno privado propiedad del promotor del oleoducto, Energy Transfer Partners, antes de ser expulsados a la fuerza por agentes de seguridad en octubre.

También está a unos dos kilómetros de un tramo sin completar de la tubería bajo el lago Oahe, que embalsa agua del río Missouri, y donde se han detenido los trabajos por orden de agencias federales.

El oleoducto de 1.920 kilómetros se está construyendo a través de cuatro estados para llevar petróleo del oeste de Dakota del Norte a un punto de embarque en Illinois. Pero la construcción de la tubería, un proyecto de $3.800 millones de dólares, lleva meses provocando protestas de la tribu local Standing Rock Sioux, cuya reserva se encuentra junto a la ruta del oleoducto. Los aliados de la tribu temen que un derrame de crudo pueda contaminar el agua que beben. También les preocupa que las obras puedan poner en peligro lugares sagrados.

Energy Transfer Partners afirmó que no se han perturbado lugares venerados y que el oleoducto tendrá salvaguardas contra los derrames y es una forma de transporte más segura para el crudo que el ferrocarril o los camiones. La empresa ha dicho que el proyecto está completo en gran parte, salvo el tramo bajo el lago Oahe.

En todo el país han surgido protestas por la construcción de este oleoducto. Vea este video de Arturo Martínez de la Voz de América.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG