Enlaces para accesibilidad

Luz verde para el oleoducto Keystone XL

  • Voz de América - Redacción

El Departamento de Estado consideró que el proyecto del oleoducto Keystone entra dentro de la política exterior y la seguridad energética de la administración de Trump.

El Departamento de Estado emitió este viernes una autorización a la compañía TransCanada para construir el oleoducto Keystone XL y revertir así una decisión contraria de la administración Obama.

El presidente, Donald Trump dijo horas más tarde del anuncio que “es un gran día para los empleos estadounidenses y un momento histórico para América del Norte".

"Este anuncio hace parte de una nueva era de la política energética estadounidense, que reducirá los costos para las familias estadounidenses, reducirá significativamente nuestra dependencia del petróleo extranjero y creará miles de puestos de trabajo aquí en Estados Unidos”, aseguró.

El Departamento de Estado dijo haber determinado que construir el oleoducto es de interés nacional de Estados Unidos. Es la decisión opuesta a la que alcanzó el Departamento de Estado durante el gobierno anterior.

El Departamento de Estado consideró que el proyecto entra dentro de la política exterior y la seguridad energética de la administración de Trump.

Trump se mostró satisfecho de su decisión de construir la obra. "“El hecho de que esta inversión de 8 mil millones de dólares en energía estadounidense se retrasó durante tanto tiempo demuestra cómo nuestro gobierno le ha fracasado con demasiada frecuencia a sus ciudadanos en el pasado”.

El permiso está firmado por Tom Shannon, un diplomático de carrera que sirve como subsecretario de estado para asuntos políticos. Esto se debe a que el secretario de Estado, Rex Tillerson, se inhibió debido a su trabajo anterior dirigiendo la petrolera Exxon Mobil.

La aprobación parece terminar años de intenso debate sobre el proyecto al que se oponen los grupos ambientalistas que argumentaron que el oleoducto contribuye a la extracción de crudo de las arenas petrolíferas, el cual produce un 17% más de los gases efecto invernadero que la extracción normal.

Los ambientalistas también se han opuesto porque el oleoducto, como ha sido diseñado, atraviesa el acuífero Ogalla, uno de los más grandes depósitos de agua fresca del mundo.

El oleoducto Keystone llevará petróleo de Canadá a refinerías en la costa del Golfo de Texas, producirá 42.000 empleos directos e indirectos, pero solo 3.900 empleos de la construcción si fuera construido en un año. Además crearía 50 empleos permanentes para su mantenimiento.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG