Enlaces para accesibilidad

Oficialismo sin mayoría en Argentina

  • Federica Narancio

El ex-presidente Nestor Kirchner asumió como nuevo diputado nacional generando tensiones en el Congreso argentino.

El ex-presidente Nestor Kirchner asumió como nuevo diputado nacional generando tensiones en el Congreso argentino.

El gobierno amenaza con usar los decretos y el veto presidencial, cuando no este de acuerdo con las decisiones del Parlamento.

A partir de esta semana, por primera vez en seis años de gobierno de Argentina perderá la mayoría en el Congreso, el quórum propio y el control de las comisiones.

El cambio de escenario se concretó al asumir los diputados y senadores elegidos en los comicios del 28 de junio, donde el “Kirchnerismo”, la corriente del Partido Justicialista encabezada el ex-presidente Néstor Kirchner y la actual presidenta Cristina Fernández de Kirchner, recibió un duro revés en la capital federal, la estratégica provincia de Buenos Aires y en la mayoría de los estados del interior del país.

De esta manera, la oposición compuesta por la Unión Cívica Radical, el Peronismo Disidente, el PRO y la Coalición Cívica, obligaron al gobierno a volver a una “costumbre olvidada en los últimos años: el consenso, el debate y las negociaciones” afirmó, el presidente de la Unión Cívica Radical, Ernesto Sanz.

“Comenzó el fin de un modelo de poder autoritario, hegemónico. La oposición, entendiendo el mensaje de las urnas, le pone proa a un proyecto para el 2011, donde la Argentina va a generar un modelo totalmente distinto. No se trata de marcar reglas contra el Gobierno, sino contra el atropello, la arbitrariedad y las minorías favorecidas que controlan el poder”, señaló el senador Sanz.

Ahora, las leyes impuestas por el oficialismo como: los superpoderes del Jefe de Gabinete, la emergencia económica, la ley de control de los medios de comunicación y las retenciones al sector agropecuario, serán revisadas a pesar de las resistencias, remarcó el ex-presidente, Eduardo Duhalde, líder del Peronismo Disidente.

“El doctor Kirchner se debe dar cuenta que se acabó la costumbre de comprar y es muy importante que la oposición haga escuchar su voz como corresponde en el Congreso”, señalo Duhalde.

Mientras tanto, el gobierno amenaza con usar los decretos y el veto presidencial, cuando no este de acuerdo con las decisiones del Parlamento.
Por su parte, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, prefirió ignorar el debate y se refirió a la asunción de su esposo. “Me pareció raro ver a Néstor como Diputado. Estaba acostumbrada a verlo como Ejecutivo. Nada más”.

Los ánimos en el Congreso Argentino estaban tensos por la presencia del ex-presidente Néstor Kirchner como nuevo diputado y por que la oposición, que también impulsa también investigaciones por corrupción en el gobierno, advierte que “si se gobierna autoritariamente la gente saldrá a las calles con las cacerolas como ocurrió en la crisis del 2001”.

XS
SM
MD
LG