Enlaces para accesibilidad

OEA preocupada por Venezuela

  • Voz de América - Redacción

El legislador Julio Borges terminó con lesiones en el rostro luego de que los diputados venezolanos solucionaran sus diferencias a puños en la Asamblea Nacional de Caracas.

El legislador Julio Borges terminó con lesiones en el rostro luego de que los diputados venezolanos solucionaran sus diferencias a puños en la Asamblea Nacional de Caracas.

La Organización de Estados Americanos lamentó la ausencia de diálogo político en Venezuela, pero el gobierno de Maduro acusa a Insulza de "cínico" e "injerecista".

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, manifestó su preocupación por los hechos de violencia ocurridos en la Asamblea Nacional de Venezuela.

“Esto refleja, de manera dramática, la ausencia de un diálogo político que pueda dar tranquilidad a la ciudadanía y a los integrantes de los Poderes Públicos para resolver, en un clima de paz y entre todos los venezolanos, los asuntos pendientes en ese país”, dijo Insulza.
Venezuela rechaza declaraciones de Insulza

El gobierno venezolano rechazó virulentamente las declaraciones Insulza, calificándolas de "desmesuradas e injerencistas" y de fueron dadas "en evidente y estrecha coordinación con voceros del Departamento de Estado y de la Casa Blanca".

La cancillería asegura que la trifulca del martes en la Asamblea Nacional ha sido exagerada, pretendiendo "generar la percepción de una crisis política en Venezuela que amerite su mediación".

El comunicado lee que "El Gobierno Bolivariano considera como absolutamente cínicas e inmorales esas pretensiones, especialmente cuando provienen de quienes han minimizado e invisibilizado los graves hechos de violencia fascista, ocurridos el 15 de abril del presente año y en días subsiguientes, como consecuencia del desconocimiento de los resultados electorales por parte del candidato perdedor y de su llamado a la ira y la violencia después de las elecciones del 14 de abril".

El máximo representante de la OEA valoró la declaración del presidente Nicolás Maduro en favor de la creación de un clima de paz en la Asamblea y solicitó sus gestiones para que sea restablecido el derecho inalienable de los parlamentarios a expresarse libremente en el ejercicio de sus funciones.

“Ello podría ser un primer paso para abrir un diálogo entre venezolanos, algo que todos anhelamos y respetamos”, compartió el funcionario del máximo organismos regional.

Insulza añadió que la instancia para iniciar ese diálogo debería ser el Parlamento, porque “es el lugar natural de encuentro del sistema democrático, la institución republicana por excelencia, donde todas las ideas deben poder expresarse libremente”.

El líder de la institución hemisférica lamentó la decisión del presidente de la Asamblea de no permitir hablar en ella a quienes desconocen el resultado de las elecciones, porque dicha medida, “más que favorecer el diálogo, lo está impidiendo”. “El derecho a disentir por medios pacíficos es esencial en la democracia”, apuntó.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG