Enlaces para accesibilidad

Asamblea de la OEA en El Salvador


El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, y el canciller de El Salvador, Hugo Martínez.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, y el canciller de El Salvador, Hugo Martínez.

Los cancilleres del hemisferio se reúnen en la capital salvadoreña y centran sus debates en el tema de la seguridad ciudadana en el continente.

La 41 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) sesiona a partir de este domingo en la capital de El Salvador bajo el lema de reforzar la seguridad ciudadana en los países del hemisferio.

El ministro de Relaciones Exteriores salvadoreño, Hugo Martínez dijo que la asamblea abordará el tema de la seguridad ciudadana en las Américas a fin de unir esfuerzos “para combatir el crimen organizado y para garantizar una mejor seguridad de nuestras comunidades a lo largo y ancho del continente”.

En una rueda de prensa inaugural en compañía del secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, Martínez dijo que el presidente de Honduras, Porfirio Lobo, estará presente en el foro para agradecer personalmente la reincorporación de su país al organismo regional el pasado 1 de junio.

La reunión, que sesionará hasta el próximo martes 7 de junio en San Salvador, centrará mayormente su agenda en analizar el aumento de la violencia relacionada con el narcotráfico y el crimen organizado en Latinoamérica, en particular Centroamérica.

Solamente en tres países de la región, Guatemala, Honduras y El Salvador se reportan tasas de homicidios que superan los 70 por cada cien mil habitantes, ocho veces más que el promedio mundial, en gran medida a causa de la violencia generada por el narcotráfico y las pandillas asociadas a las drogas.

El secretario general de la OEA dijo que además de afectar la salud, la integridad física y la vida de millones de habitantes de las Américas, la falta de seguridad tiene que ver directamente con ”los fundamentos del desarrollo económico y amenaza la integridad misma del Estado y de las instituciones democráticas” en muchos países de la región.

“La expectativa es tener resultados concretos, porque solamente con declaraciones no vamos a enfrentar el tema del crimen organizado transnacional en nuestra región”, declaró Insulza, quien antes de la Asamblea se reunió con representantes de la sociedad civil provenientes de distintos lugares de la región.

La preocupación principal durante el encuentro, además de la seguridad, giró en torno a temas como la violencia de género, la migración y el crimen organizado.

El canciller Martínez adelantó que la declaración de San Salvador se centrará en dos aspectos: “El enfoque multidimensional del problema de la seguridad, que es la parte conceptual de cómo vamos a abordar el problema de la seguridad y el segundo aspecto que es el plan de acción”.

El cónclave conocerá también de un informe del canciller boliviano David Choquehuanca sobre “el problema marítimo” de Bolivia, país que perdió la salida al mar después de una guerra con Chile en 1879.

Se espera que la 41 Asamblea de la OEA debata decenas de resoluciones. La anterior, el año pasado, aprobó 85.

XS
SM
MD
LG