Enlaces para accesibilidad

Odio racial en EE.UU.

  • Jennifer Janisch

Expertos aseguran que estos ataques han aumentado por el debate sobre inmigración ilegal en Estados Unidos.

Expertos aseguran que estos ataques han aumentado por el debate sobre inmigración ilegal en Estados Unidos.

Los crimenes de odio han aumentado un 40 por ciento desde 2004.

Decenas de personas se congregaron el pasado sábado en una vigilia por un inmigrante quien fue asesinado por ese motivo: ser inmigrante.

Hace 17 años, Marcelo Lucero, de nacionalidad ecuatoriana, dejó atrás su pueblo, Gualaceo, para buscar una vida mejor. Llegó a la población de Patchogue, en Long Island, Nueva York, donde habían mejores oportunidades para ganarse la vida y poder enviar dinero a su madre.

Pero hace un año le arrebataron la vida. Según la fiscalía de Long Island, se trató de un crimen motivado por odio racial.

Las autoridades sostienen que fue por el odio de siete adolescentes, quienes admitieron después que lo hacían para divertirse y lo hacían buscando “mexicanos para atacar”.

El asesinato de Marcelo Lucero es sólo uno en una larga lista de crímenes de odio, los cuales han aumentado un 40 por ciento desde 2004.

El caso de Lucero no es el único. Luis Ramírez fue otra víctima del resentimiento contra inmigrantes. En Shenandoah, Pennsylvania, dos adolescentes de la raza blanca golpearon a Ramírez, dejándolo en estado crítico. Ramírez murió el 14 de Julio de 2008 en el hospital donde fue atendido.

Algunos expertos dicen que estos ataques han aumentado por el amargo debate sobre inmigración ilegal en Estados Unidos.


El diálogo se ha polarizado en poblaciones como Shenandoah y Long Island, que han experimentado una afluencia de inmigrantes en años recientes. Ya existen pueblos estadounidenses completamente divididos, entre los que apoyan un camino a la legalización para los inmigrantes indocumentados que ya están en el país y los que quieren que todos se vayan.

XS
SM
MD
LG