Enlaces para accesibilidad

Obesidad: problema en aumento

  • Melinda Smith

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que la obesidad infantil es una epidemia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que la obesidad infantil es una epidemia.

La mayoría de los adolescentes con sobrepeso muestran problemas de peso y de salud años después.

No es un secreto que la obesidad infantil y durante la adolescencia es un problema en aumento, incluso en los países en vías de desarrollo.

Los investigadores están confirmando lo que mucho sospechaban, que el sobrepeso en la adolescencia incrementa el riesgo de padecer una obesidad severa durante la madurez.

Los doctores creen que la obesidad desencadena con frecuencia consecuencias en la salud, tales como diabetes, tensión elevada y amenazas de paro cardiaco. Un estudio reciente demuestra que las probabilidades de ser obeso son mayores entre las mujeres que entre los hombres.

Visite además el especial: Viviendo con diabetes

Lauren Paynter no padece sobrepeso en estos momentos, pero sabe de cerca qué se siente cuando se tiene obesidad infantil. “Era la niña gorda, tenía un montón de apodos basados en mi peso y en mi físico”, recuerda Paynter.

Lauren decidió cambiar sus hábitos alimentarios y hacer más ejercicio. Paró de beber gaseosas y comenzó a ir en bicicleta o caminando a todas partes. El resultado: perdió casi siete kilos.

“No tenía que ser tan duro, ni todo a la vez”, explica.

Investigadores de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill analizaron durante trece años a más de 8.000 jóvenes de entre 12 y 21 años que tuvieran un peso normal, sobrepeso y obesidad.

Menos del 2% de los que tenían un peso normal padecieron obesidad severa años más tarde. Pero el co-autor del estudio, Penny Gordon-Larsen asegura que la mayoría de aquellos que ya tenían obesidad se encontraron con graves problemas cuando llegaron a la edad adulta.

“El 75% de ellos continuaron con una obesidad severa en su madurez”, reconoce Gordon-Larsen.

La otra autora del estudio, Natalie The, asegura que a lo largo de la investigación percibieron que el género jugaba un papel importante al entrar en los treinta.

“Cerca del 37% de los hombres que eran obesos en la adolescencia vieron como se agudizaba su enfermedad en la madurez, mientras que la obesidad se convirtió en aguda para cerca del 50% de las mujeres”, advierte la profesora Natalie The.

En los últimos 30 años, el número de niños con sobrepeso se ha duplicado en Estados Unidos, y triplicado en el caso de los adolescentes. Sin embargo, los niños y adolescentes estadounidenses no son los únicos que están ganando peso. La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que la obesidad infantil es una epidemia, incluso en los países en desarrollo.

El estudio fue publicado en la Revista de la Asociación Médica de Estados Unidos.

XS
SM
MD
LG