Enlaces para accesibilidad

La obesidad podría no ser mala

  • Voz de América - Redacción

La nueva clasificación utiliza factores de riesgo como la presión arterial, los dolores de pecho y la fatiga para determinar el tipo de obesidad.

La nueva clasificación utiliza factores de riesgo como la presión arterial, los dolores de pecho y la fatiga para determinar el tipo de obesidad.

Científicos canadienses desarrollaron un nuevo sistema de medir los niveles de obesidad basada en los factores de riesgo de la gente.

Un reciente estudio indica que es posible ser obeso y ser saludable.

Por años hemos escuchado sobre los peligros de la obesidad. Las personas obesas tienen más tendencia a padecer de problemas del corazón, derrames cerebrales y diabetes, por eso los expertos les piden perder peso.

Tradicionalmente, los médicos han utilizado una medida que se llama IMC, o índice de masa corporal, para determinar la obesidad, una relación entre su la altura y su peso. Si su IMC es más de 30, usted es considerado obeso.

Hace un par de años, unos investigadores canadienses desarrollaron un método de medición más sofisticado, el Sistema de Obesidad Edmonton, EOSS por sus siglas en inglés. Esta clasifica a la gente obesa en cinco categorías: basada en factores de riesgo como la presión arterial, los dolores de pecho y la fatiga.

Para evaluar el EOSS, Jennifer L. Kuk, de la Universidad York de Toronto y sus colegas examinaron miles de historiales clínicos de pacientes en un hospital de Texas. Cada uno fue asignado a un grupo de riesgo en el Sistema Edmonton basado en su récord de los últimos 16 años.

“Cuando lo hicimos nos dimos cuenta que la obesidad de quienes se encontraban en el grupo de bajo riesgo del Sistema Edmonton tenían el mismo riesgo de muerte comparado con las personas que tienen peso normal en este grupo de estudio. Y de hecho tenían un riesgo más bajo de fallecer de enfermedades cardiacas”, dice Kuk.

Muchas de estas personas obesas pero saludables han luchado por perder peso, pero Kuk indica que es posible que esta no sea la mejor dirección para alguien que come bien y está físicamente activo, a pesar de que tenga unos kilos de extra.

“Hay individuos obesos saludables y estas personas puede que no se tengan un gran beneficio al perder peso. Por lo contrario, debemos enfocarnos en estilos de vida saludables, que incluyan ejercicio físico y buena alimentación. En vez de concentrarse en perder peso, estos individuos deben tratar de no ganar más kilos”, indica Kuk.

El Sistema Edmonton fue desarrollado por investigadores de la Universidad de Alberta y está diseñado para ser usado en conjunto con el sistema tradicional de IMC. Sin embargo, como su utilización es más compleja que el IMC, el EOSS no ha cogido mucha fuerza.

XS
SM
MD
LG