Enlaces para accesibilidad

Obama busca subir impuestos a millonarios

  • Voz de América - Redacción

La idea de que los más acaudalados paguen más impuestos es defendida por los demócratas.

La idea de que los más acaudalados paguen más impuestos es defendida por los demócratas.

La propuesta, que sería llevada a votación dentro de dos semanas en el Senado, no cuenta con el respaldo de los legisladores republicanos.

El presidente Barack Obama pidió al Congreso elevarles los impuestos a los millonarios en rescate de una idea que ya formuló hace seis meses y que ha sido objeto de discordia entre demócratas y republicanos en un año en que cualquier decisión política importante tendría repercusión electoral.

La propuesta tiene previsto ser sometida a votación el 16 de abril en el Senado, donde los demócratas son mayoría, y aunque tiene pocas posibilidades de ser aprobada en la Cámara de Representantes, donde dominan los republicanos, se ha convertido en uno de los temas de campaña del presidente.

Los demócratas otorgan gran importancia a que los más acaudalados pague mayores gravámenes en momentos en que el común de los estadounidenses luchan, con reducidos ingresos, por salir adelante, y el país por sanar su alto déficit fiscal, pero los republicanos aseguran que de ser aprobada la propuesta tendría un efecto favorable mínimo en la economía.

En su mensaje semanal de los sábados a la nación, Obama dijo que no es justo que “los estadounidenses más ricos pagan impuestos a una de las tasas más bajas en 50 años (…) Mientras tanto, en los últimos 30 años, las tasas de los impuestos para las familias de clase media apenas han cambiado”.

Obama ha denominado a su plan la “regla Buffett” en alusión a Warren Buffet, el multimillonario estadounidense que se quejó de pagar menos impuestos que su secretaria y que apoya la idea de que los más ricos aporten más al fisco de la nación.

El presidente reiteró en su mensaje que si alguien gana más de $1 millón al año “debe pagar al menos el mismo porcentaje de sus ingresos en impuestos como lo hacen las familias de clase media”, y si percibe menos $250,000 al año “al igual que el 98 por ciento de las familias estadounidenses, sus impuestos no deberían aumentar”.

Según el Comité Conjunto del Congreso sobre los Impuestos, una entidad no partidista, la legislación permitiría recaudar unos $47.000 millones de dólares hasta el año 2022, una cantidad mínima se la compara con el déficit presupuestario que se proyecta para ese período y que asciende a unos $7 billones de dólares.

La arremetida de Obama contra los impuestos que pagan los millonarios ocurre días después de que los demócratas no lograron conseguir los 60 votos que necesitaban en el Senado para apoyar un proyecto de ley que hubiese puesto fin a subsidios a las firmas petroleras por valor de $4.000 millones de dólares, un revés para el presidente.

En respuesta al mensaje semanal de Obama, el presidente de la Cámara de Reprentantes, el republicano John Boehner, resaltó el alto precio de la gasolina del que culpa a la Casa Blanca, y abogó por un aumento de la producción de gas y petróleo en terrenos federales y por congelar nuevas regulaciones que afectan a las refinerías.

Boehner criticó a Obama por impulsar la ley contra los subsidios a las petroleras y lo acusó de haber mostrado intenciones de apoyar algunas ideas republicanas en materia energética y de apuntar luego en dirección contraria.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG