Enlaces para accesibilidad

Newtown: Seis meses de dolorosos recuerdos

  • Voz de América - Redacción

El incesante doblar de las campanas y el silencio por cada una de las 26 víctimas de la matanza en Newtown hace seis meses, se constituyeron en el homenaje a los inocentes caídos en la balacera.

Mientras en el pueblo de Newtown, familiares, amigos y vecinos recordaron a sus víctimas, otros parientes siguieron su agenda en Washington ante el Congreso para insistir a los legisladores de la urgencia de fijar controles a la tenencia de armas.

Jillian Soto, hermana de la maestra hispana Victoria Soto, víctima de la matanza de la escuela Sandy Hook, expresó que "la inacción es inaceptable".

Este jueves, el presidente Barack Obama se reunió con familiares de las víctimas para agradecerles que sigan instando al Congreso a que apruebe nuevas leyes para reforzar el control sobre las armas de fuego.

“Elogiamos el valor y la perseverancia de estas familias al continuar ejerciendo presión a favor de una legislación de sentido común para reducir la violencia de las armas de fuego”, dijo antes de la reunión el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

Durante su visita al Congreso leyeron los nombres de las 4 mil 800 personas que han muerto en el país víctimas de las armas de fuego desde que ocurrió la masacre de Newtown, en la que perdieron la vida 20 niños y seis adultos.

También tomaron parte en una rueda de prensa con el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, la líder de la minoría del mismo partido en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y otros legisladores.

Se entrevistaron además con líderes republicanos de la Cámara de Representantes, cuyo presidente, John Boehner, declaró que había sido “una buena reunión, pero privada”, por lo que no dio detalles de lo discutido.

Boehner ha dicho que la Cámara no considerará ninguna nueva ley sobre el tema hasta que el Senado dé algún paso, y precisó que los congresistas están más interesados en mejorar la actual legislación que en aprobar nuevas leyes, y también en abordar el papel de las enfermedades mentales en sucesos como el de Newtown.

Obama quiere reactivar en el Congreso sus planes para ampliar la revisión de antecedentes de los compradores de armas de fuego después de que senadores, en su mayoría republicanos, bloquearon en abril pasado la aprobación de un proyecto de ley que lo establecía.

Simpatizantes de que haya mayor control sobre las armas también están presionando para renovar la prohibición de venta a la población de fusiles de asalto y para restringir la capacidad de los cargadores de balas, medidas que hasta ahora no han contado con suficiente apoyo entre los congresistas.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG