Enlaces para accesibilidad

Obama considera el voto obligatorio

  • Voz de América - Redacción

El presidente Barack Obama considera una buena idea empezar a pensar en el voto obligatorio en EE.UU.

El presidente Barack Obama considera una buena idea empezar a pensar en el voto obligatorio en EE.UU.

En un discurso en Cleveland expresó que la posibilidad podría ser “transformativa” porque podría cambiar el destino de los fondos de campaña y modificar completamente el mapa político del país.

El presidente Barack Obama respaldó abiertamente en Cleveland algo que en muchos países no es una novedad: el voto obligatorio.

Durante una discusión sobre la influencia de las donaciones de campaña en las elecciones estadounidenses Obama dijo que nunca había discutido la idea abiertamente, pero citó a países como Australia donde el voto es obligatorio y la afluencia del público a las urnas es masivo.

“Esto podría ser transformativo si todo el mundo vota. Esto podría contrarrestar los fondos de campaña más que cualquier otra cosa. Si todos votan entonces se podría cambiar completamente el mapa electoral en el país”.

El presidente no se comprometió a intervenir o presionar por hacer del voto mandatorio una ley federal, pero sí reconoció que podría llegar a ser una mejor estrategia a corto plazo para contener las donaciones de campaña y elevar el número de ciudadanos que salen a votar.

“Las personas que tienden a no salir a votar son jóvenes, los de bajos ingresos y es aún más entre los grupos inmigrantes y minoritarios”, dijo Obama. “Existen razones por las que algunas personas tratan de mantenerse fuera de las urnas de votación”, agregó.

Al menos 26 países tienen el voto obligatorio de acuerdo al Instituto de Democracia y Asistencia Electoral. No salir a votar es penado con multas en países como Australia y Bélgica, así como también en países de América Latina.

Por otro lado más allá de los asuntos financieros relacionados con las campañas electorales y las elecciones está el hecho que EE.UU. es uno de los países desarrollados con el índice más bajo de asistencia a las urnas. Menos del 37 por ciento de los votantes elegibles salieron a votar en las últimas elecciones de medio término. Lo que representa que más de 144 millones de estadounidenses, más que la población de Rusia no votaron.

Republicanos como el senador Marco Rubio se oponen a esta posibilidad al considerar que el hecho de no salir a votar también es una decisión democrática.

XS
SM
MD
LG