Enlaces para accesibilidad

Obama se ríe de su presidencia

  • Voz de América - Redacción

El presidente Barack obama y el presentador Stephen Colbert conversan durante la grabación de The Colbert Report en el Auditorium Lisner de la Universidad George Washington.

El presidente Barack obama y el presentador Stephen Colbert conversan durante la grabación de The Colbert Report en el Auditorium Lisner de la Universidad George Washington.

El presidente revela que con todo el poder que tiene, cuando sale de la oficina y llega a su hogar, sus hijas se burlan de sus enormes orejas.

Los tiempos están para reír… de uno mismo si se es el presidente de Estados Unidos. O al menos así lo dejó claro Barack Obama, en el programa de sátira política The Colbert Report.

Durante el show, Obama confesó que, con todo el poder que tiene, cuando sale de la oficina y llega a su hogar, sus hijas se burlan de sus enormes orejas y deja los calcetines tirados sobre el suelo. Además se quejó que para él “no hay trompetas" que lo reciban en su casa y sus hijas "me molestan sin piedad”.

Sentado en el puesto de Stepehen Colbert, el conductor del programa, Obama dijo sentirse “más poderoso”, y tomando el papel del cómico dijo sobre sí mismo: “Ese hombre es tan arrogante, apuesto a que habla de él en tercera persona”.

Luego, refiriéndose a su programa de cuidados de la salud, el presidente declaró que hay aspectos del “Obamacare” que tienen apoyo bipartidista, pero el rótulo que le pusieron para la audiencia en ese momento leía que, en realidad, el apoyo es para el "care" (cuidado) pero no para "Obama”.

Más tarde, hablando sobre la creación de nuevos empleos, algo de lo que se jacta el gobierno de Obama, Colbert le hizo notar que es cierto que ha habido nuevas contrataciones, cuatro diferentes jefes del Pentágono durante su gobierno, por ejemplo. “Sí, ha empleado a muchas personas… en su mayoría como secretario de Defensa”, le dijo Colbert.

“Bueno, así es como hemos conseguido mejorar nuestros indicadores un poco”, le respondió Obama sin perder el hilo de la chistosa conversación.

El programa, que finaliza el 18 de diciembre cuando Colbert se marche a CBS para sustituir a David Letterman al frente del Late Show, fue grabado en la Universidad George Washington de la capital estadounidense.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG