Enlaces para accesibilidad

Obama y el Oriente Medio

  • Gesell Tobías - Washington, DC

El pacto de unidad entre los palestinos de Fatah y los islamistas de Hamas ha alejado la posibilidad de paz con Israel.

El pacto de unidad entre los palestinos de Fatah y los islamistas de Hamas ha alejado la posibilidad de paz con Israel.

El presidente de EE.UU. planea pronunciar un discurso en el que delinearía la política de Washington a raíz de los recientes acontecimientos que han sacudido la región.

El presidente Barack Obama prevé pronunciar un importante discurso, probablemente la semana próxima, relacionado con los acontecimientos en el Oriente Medio a la luz de las revueltas populares ocurridas en varios países árabes.

Según una fuente oficial, Obama había pensado originalmente pronunciar el discurso la primera semana de mayo, pero se abstuvo de hacerlo debido a la operación en Pakistán cuyo desenlace fue la muerte del jefe de la red al-Qaeda, Osama bin Laden.

El presidente, que se reunirá con el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, en la Casa Blanca el 20 de mayo, estaría considerando dar el discurso antes de su viaje a Europa la semana que comienza el domingo 22 de mayo.

La muerte de bin Laden le ha dado a EE.UU. la oportunidad de hacer ver que grupos como al-Qaeda ya han quedado relegados por la gente joven que en países del Oriente Medio y del norte de Africa, han hecho de las protestas, y no del terrorismo, un medio para expresar su descontento.

Se espera que en su discurso el presidente perfile las pautas de la que será en lo adelante la política de EE.UU. para el área tras los últimos acontecimientos.

A fines de marzo, al hablar sobre la crisis en Libia, Obama puso en claro que EE.UU. respalda las aspiraciones democráticas pero precisó que sólo emprendería acciones militares con el consentimiento de sus aliados, en defensa de intereses, valores o por imperativos humanitarios.

El discurso tendrá efecto en momentos en que las potencias occidentales son criticadas porque no han conseguido inclinar la balanza a favor de los rebeldes que buscan derrocar al régimen de Moammar Gadhafi en Libia.

Washington también ha estado bajo presión para que asuma una postura más fuerte contra el presidente de Siria, Bashar al-Assad, cuyo ejército ha reprimido con feroz violencia las manifestaciones populares.

Otro tema candente para el presidente lo será sin duda el estancamiento de las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos.

A juicio del gobierno de Israel, las expectativas de paz en la región se han hecho prácticamente imposibles tras el pacto de reconciliación suscrito por el movimiento Fatah y el grupo terrorista Hamas, que gobierna en la Franja de Gaza.

El discurso de Obama ocurrirá casi dos años después del que pronunció al mundo musulmán en El Cairo durante su primer año de mandato, en el que aseguró que EE.UU. no es un enemigo del Islam y llamó a los creyentes musulmanes a repudiar el terrorismo.

XS
SM
MD
LG