Enlaces para accesibilidad

167 mil firmas contra decreto inmigratorio

  • Voz de América - Redacción

Los republicanos más conservadores unieron sus voces en un intento por convencer a sus colegas de que el mejor contraataque es bloquear por completo la financiación de la orden ejecutiva.

El ala dura del sector conservador insistió hoy en usar la ley de presupuesto para prevenir la implementación del decreto presidencial en inmigración del presidente Barack Obama.

"El gobierno federal no puede gastar ni un centavo sin la autorización del Congreso de Estados Unidos. El Congreso debería levantarse y usar el poder de la bolsa, y decir: vamos a financiar las operaciones del gobierno federal, pero no vamos a adjudicar dólares de los contribuyentes para implementar esta amnistía ilegal”, dijo el senador republicano Ted Cruz.

En este sentido, se informó que los conservadores recopilaron 167 mil firmas de quienes piensan que el Congreso no debiese financiar la acción ejecutiva.

Este miércoles, varios legisladores republicanos presentaron una petición que, según ellos, demuestra que los estadounidenses también se oponen al decreto.

“167 mil firmas estadounidenses que han llamado a este Congreso a que no financie la acción ilegal del presidente”, dijo la representante por Minnesota, Michelle Bachmann.

Obama reconoció la reacción opositora a su acción, pero dijo que es posible alcanzar una solución legislativa al problema inmigratorio, aunque probablemente no a corto plazo.

“La temperatura tiene que bajar un poco tras la acción ejecutiva”, dijo.

Sin embargo, Obama dijo estar optimista que el Congreso será capaz de aprobar una ley de presupuesto antes del 11 de diciembre, evitando así un cierre del gobierno.

El optimismo de Obama se basa en los esfuerzos de líderes republicanos moderados de evitar usar el financiamiento del gobierno como una forma de castigo por la acción ejecutiva del presidente en inmigración.

En declaraciones a la organización de negocios Business Roundtable, Obama dijo el miércoles que existe un sinnúmero de áreas en las cuales puede haber compromiso bipartidista con los republicanos, como reforma tributaria, comercio y el financiamiento de proyectos de infraestructura que generen empleos.

Obama se reunió hoy en la Casa Blanca con el entrante líder de la mayoría en el Senado, republicano Mitch McConnell, con el fin de encontrar esas áreas de cooperación.

Si bien McConnell dijo el martes que el decreto presidencial lo dejó “perplejo”, de todas formas agregó que “no sé lo que podamos lograr en cuanto a cooperación bipartidista, [pero] mi primera reacción es ver los asuntos en los cuales hay consenso”.

La reunión fue la primera entre ambos líderes tras el triunfo republicano en las elecciones legislativas de noviembre.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG