Enlaces para accesibilidad

Obama sigue encantando a EEUU


A veinte meses para las próximas elecciones presidenciales y aún es incierto quien será el oponente republicano.

A veinte meses para las próximas elecciones presidenciales y aún es incierto quien será el oponente republicano.

El carismático líder sigue alimentando la percepción de ser un líder “encantador” aunque sus políticas no alcanzan el mismo respaldo.

Los estadounidenses siguen considerando a su presidente Barack Obama como alguien encantador y muy querido, sin embargo, sus políticas han resultado ser menos populares según revela una encuesta.

El sondeo realizado por la Universidad de Quinniapiac muestra que la popularidad personal del presidente sobrepasa a la de todos los demás miembros de los partidos, pero los estadounidenses permanecen divididos en cuanto a la gestión económica de Obama y a su agenda.

A tres de cada cuatro votantes estadounidenses les gusta Obama pero las tasas de aprobación sobre su trabajo permanecen en el 46%, ligeramente por debajo del 48% alcanzado por la misma encuesta el mes de enero de 2011.

Si bien, el 45% de los encuestados cree que Obama merece el segundo mandato desde el despacho oval, símbolo de una presidencia exitosa.

Otro 58% de las personas que participaron en el sondeo aseguraron desaprobar el modo en que Obama está llevando el tema del déficit presupuestario, mientras que el 51% cree que va a recortar el gasto por muy poco.

"El presidente Barack Obama es encantador. Al pueblo de Estados Unidos le gusta mucho, pero no se sienten tan cercanos en sus políticas", dijo Peter Brown, director asistente del Instituto de Encuestas Quinnipiac University.

“La pregunta sobre los próximos dos años será si prevalecerá la personalidad o las políticas” del mandatario, añadió Brown.

En general, el poder de la personalidad del dirigente puede ser un factor determinante en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, donde la simpatía del candidato puede jugar un rol importante a la hora de atraer votos.

Pero la economía y la lenta recuperación de la peor crisis financiera en décadas pueden probar que el carácter no es lo único a considerar.

Algunos analistas coinciden en que Obama enfrentará un duro periodo en 2012 si el desempleo sigue a estos niveles.

Sin embargo, faltan todavía veinte meses para las próximas elecciones presidenciales y aún es incierto si el presidente se enfrentará a un oponente republicano con una personalidad capaz de capturar al país.

Obama ha lanzado ya alguna tentativa para programar su campaña a la reelección, ya que varios de sus asesores de más alto rango, y los veteranos de su elección en 2008, han salido de la Casa Blanca para iniciar la creación de los mecanismos de reelección.

La encuesta fue realizada entre el 21 y el 28 de febrero de 2011 y abarcó un muestre de 1.887 votantes registrados, con un margen de error de 2,3 puntos porcentuales.

XS
SM
MD
LG