Enlaces para accesibilidad

Una gira con pocas expectativas


El analista político Peter Hakim compara la visita del presidente Barack Obama a Brasil, con la que realizó en 2010 a la India, en donde se lograron importantes acuerdos de intercambio tecnológico.

El analista político Peter Hakim compara la visita del presidente Barack Obama a Brasil, con la que realizó en 2010 a la India, en donde se lograron importantes acuerdos de intercambio tecnológico.

Dos gobiernos de centro izquierda, Brasil y El Salvador, y uno de derecha, Chile, han demostrado tener intereses particulares para Washington.

El presidente de EE.UU. Barack Obama partió a su primera gira latinoamericana y crecen las expectativas por saber si el estadounidense lleva en su equipaje la respuesta a los pedidos concretos que harán Brasil, Chile y El Salvador.

Peter Hakim, presidente del Inter-American Dialogue advierte que Obama llega con poco que ofrecer, aunque eso no le resta importancia a la gira.

Según Hakim explicó a la Voz de América, Brasil y Chile son países exitosos, mientras que El Salvador sobresale del resto de naciones de Centro América.

“Las tres naciones tienen gobiernos pragmáticos, creíbles, y tienen (en niveles distintos y con algunos problemas) un fuerte pasado democrático, con economías bien administradas, o son económica y políticamente importantes para Estados Unidos. Juntos reflejan diversidad política, dos líderes de centro izquierda y uno de centro derecha en Chile”, dijo Hakim.

Sin embargo el analista político asegura que en este momento hay muchos elementos que contribuyen a disipar la sensación de que Obama no tendrá mucho que ofrecer a sus vecinos. Hakim consideró que Washington todavía no dejó en claro qué quiere lograr Obama en su viaje, en especial en lo que se refiere a Brasil, cuya principal aspiración —más allá de la eliminación de las trabas comerciales de Estados Unidos a sus productos de exportación— es lograr apoyo para que el país obtenga un asiento como miembro permanente del Consejo de Seguridad.

“Lo que pase en Brasil indicará si habrá un cambio real en la política de Estados Unidos hacia la región”, indicó Hakim, quien agregó que “el gobierno de EE.UU. buscará los caminos para minimizar las múltiples tensiones que han surgido entre EE.UU. y Brasil, y reenfocar esas relaciones con una dirección más productiva, reduciendo el conflicto y aumentando la cooperación”.

El especialista opina que además será una oportunidad de Washington para convencer a Brasil de comprar armamento militar a Estados Unidos a cambio de compartir información tecnológica, en lugar de que la potencia del Sur busque tal ayude en otras naciones lejanas como Rusia o Francia.

El paso de Obama por Chile será sobre todo con objetivos comerciales, asegura Hakim. “Obama aprovechará la oportunidad para destacar el crecimiento económico, político y social de Chile”.

La nación del presidente Sebastián Piñera será además la plataforma desde donde Obama pronunciará el que será el primer discurso a la región del mandatario desde que asumió como presidente.

Por otra parte, Hakim asegura que en El Salvador Obama lleva una agenda más específica relacionada directamente al tema de seguridad en Centroamérica y al desarrollo y fortalecimiento de la economía de esos países.

Una agenda que puede no ser la misma que posee el mandatario salvadoreño Mauricio Funes para quien una de sus prioridades es la reforma migratoria que legalice a sus ciudadanos en Estados Unidos.

“Virtualmente no hay posibilidades de una reforma migratoria comprensiva en EE.UU. A corto plazo. Pero por lo menos el presidente salvadoreño tendrá la oportunidad de urgir a Obama para que continúe promoviendo cambios modestos (sobre migración)”, opinó Hakim.

Lo importante para el analista político es que El Salvador tiene la oportunidad de ganar la atención de Washington. “No muchos países tienen esa oportunidad”.

XS
SM
MD
LG