Enlaces para accesibilidad

Obama llamó a la nación a avanzar


El presidente Barack Obama habla ante las dos cámaras del Congreso de Estados Unidos, en un discurso ttelevisado a toda la nación.

El presidente Barack Obama habla ante las dos cámaras del Congreso de Estados Unidos, en un discurso ttelevisado a toda la nación.

Buena parte del discurso del mandatario estuvo destinado a los temas económicos, en particular la creación de empleos.

“Y el estado de nuestra unión es fuerte”, dijo el presidente de Estados Unidos, Barack Obama al cerrar su discurso del Mensaje a la Nación.

En su oratoria, el mandatario invitó a senadores y representantes de ambos partidos a trabajar unidos, y una y otra vez renovó el desafío de hacer avanzar el país.

“Nuestro destino sigue siendo nuestra opción”, dijo el mandatario, recordando que “más de dos siglos después, debido a nuestra gente es que nuestra futuro sigue siendo esperanzador, nuestro derrotero sigue adelante".

Lea además: Oposición reclama actuar rápido

El mandatario inicio su oratoria recordando a la congresista Gabrielle Giffords, herida tras un ataque en Tucson, Arizona, y en cuyo honor todos los legisladores lucían un lazo blanco y negro. También los legisladores de Arizona se sentaron todos juntos en su apoyo.

También felicitó al nuevo presidente del Congreso, el Speaker of the House, John Boehner, que asumió hace apenas tres semanas y a los integrantes del 112º Congreso.

Obama recordó además cómo un ciudadano de Estados Unidos ayudó en el rescate de los 33 mineros en Chile y se mantuvo en el anonimato, cuando era todo un héroe.

La economía

Tal como era de esperar, buena parte del discurso del mandatario estuvo destinado a los temas económicos, en particular la creación de empleos. E invitó a los legisladores a avanzar con la economía "ahora que la recesión ha acabado" y pidió dejar atrás una década de déficits.

En repuesta a la demanda de la oposición de recortar gastos, propuso al comienzo del año “congelar el gasto público por los próximos cinco años. Esto reducirá el deficit en más de $400 mil millones de dólares en la próximo década”, afirmó el mandatario, “y colocará el gasto general en el nivel más bajo de nuestra economía desde que Dwight Eisenhower fue presidente”.

El presidente Obama dijo que muchos de los recortes serán difíciles de hacer y que dentro de la propuestra están incluidos temas que son importantes para su gobierno.

También invitó a demócratas y republicanos “a simplificar el sistema impositivo” y dijo que los ahorros podrán ser usados para “reducir los impuestos corporativos al nivel más bajo de los últimos 25 años, sin incrementar nuestra déficit”. E insistió con que los estadounidenses quieren ver a su sistema político de “trabajar juntos”.

Recordó también que “lo que hemos hecho los estadounidenses en más de 200 años ha sido reinventarnos” una y otra vez.

También recordó que en Estados Unidos el progreso “no se mide solamente por estadísticas”, sino particularmente “por el éxito de nuestra gente. Por los trabajos que pueden conseguir y por la calidad de vida que esos trabajos ofrecen” y en particular “por la oportunidad de una vida mejor para nuestros hijos”.

En particular, el presidente Obama recordó que el mundo ha cambiado.

Hay muchos países que han superado a Estados Unidos en distintos campos, “tenemos que hacer mejor”, demandó el mandatario.

Inmigración

El presidente de Estados Unidos también incluyó en su discurso una explícita referencia a la problemática de la inmigración ilegal. “Creo firmemente que debemos, de una vez por todas, abordar el tema de la inmigración ilegal” afirmó.

“Estoy preparado para trabajar junto con republicanos y demócratas en la protección de nuestras fronteras, aplicar nuestras leyes y asumir el problema de millones de trabajadores indocumentados, quienes viven en la sombra” de la sociedad.

El mandatario reconoció que “el debate será difícil y tomará tiempo”, ante el aplauso de pie de los legisladores de ambos partidos.

Sin embargo, el presidente Obama pidió inicialmente, llegar al acuerdo de “hacer el esfuerzo” y exhortó a “no seguir expulsando talentos, jóvenes responsables que pueden trabajar en nuestros laboratorios de investigación, comenzar nuevos negocios y enriquecer nuestra nación”.

Visita a Brasil, Chile y El Salvador

El presidente Obama anunció además que en “marzo voy a visitar Brasil, Chile y El Salvador, para forjar nuestra alianzas para el progreso en las Américas”.

Destacó que “en todo el mundo apoyamos a quienes actúan con responsabilidad, ayudando a los productores a lograr mejores cultivos, a los médicos a encontrar mejores tratamientos para las enfermedades, y a quienes combaten la corrupción” aseguró el presidente estadounidense.

El mandatario también se refirió a los Tratado de Libre Comercio (TLC) y solicitó la aprobación del acuerdo con Corea del Sur, y dijo que "eso es lo que pretendo hacer al seguir persiguiendo por los acuerdos con Panamá y Colombia que también serán analizados", afirmó, aunque los relacionó con que la aprobación resulte conveniente para empresarios y trabajadores estadounidenses.

El futuro

El presidente Obama recordó a los legisladores y a la nación que “el futuro es nuestro para ganar” y citó al ex secretario de justicia y senador, Robert Kennedy, cuando dijo que “el futuro no es un presente, es un logro” y recordó que para seguir haciendo realidad “el sueño americano”, se requiere que “cada generación se sacrifice, supere desafíos y cumpla con las demandas de los nuevos tiempos”.

También se refirió a la reforma de la salud pública y pidio mejorar la histórica ley aprobada y no "volver a los tiempos donde las empresas de seguro de salud rechazaban la cobertura de quienes tuvieran una condición pre-existente".

XS
SM
MD
LG