Enlaces para accesibilidad

Obama y Senado presionan al Congreso

  • Voz de América - Redacción

Obama dijo que el Congreso debe escuchar la voz de los estadounidenses.

Obama dijo que el Congreso debe escuchar la voz de los estadounidenses.

El presidente Obama se presentó rodeado por ciudadanos que se verán afectados por la negativa del Congreso a aprobar la extensión del recorte impositivo.

“Ya es suficiente” dijo irritado el presidente Barack Obama durante una declaración pública realizada este jueves 22 de diciembre, tras reclamar al Congreso controlado por la oposición republicana, que apruebe la extensión de los recortes de impuestos a los salarios tal como fue aprobado por el Senado de Estados Unidos.

El mandatario destacó que el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, previamente también había reclamado al Congreso por un voto de aprobación. Obamma afirmó, en referencia a Washington, la capital de Estados Unidos, que “este lugar se ha vuelto tan disfuncional, que incluso cuando se logra un acuerdo no se puede concretar”, reclamó el mandatario.

El presidente Obama se presentó rodeado por ciudadanos que se verán afectados por la negativa del Congreso a aprobar la extensión del recorte impositivo. La presentación pareció una respuesta con apoyo popular a los representantes republicanos que se presentaron juntos rodeando al presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, cuando anunciaron que no aprobarían la extensión y reclamaban seguir negociando.

Sin embargo Obama y los senadores demócratas y republicanos insisten en que el tiempo de negociar ya ha pasado porque hubo un acuerdo y reclamaron la aprobación. El presidente estadounidense dijo que estaba preparado para firmar la medida “enseguida que llegue a mi escritorio”.

También Obama afirmó que si el Congreso no aprueba la propuesta, los trabajadores “perderán $40 dólares en cada pago que reciban” y criticó el hecho de que siempre se espere hasta el último minuto para tomar decisiones, "es Navidad" dijo Obama, al pedir que se le de a los trabbajadores una señal de tranquilidad antes de la celebración.

El martes 20 de diciembre la Casa Blanca invite a los ciudadanos a enviar correos electrónicos a la Casa Blanca donde dijeran lo que la pérdida de $40 dólares cada quincena representaba. El mandatario anunció que alrededor de 30.000 ya habían respondido hasta el momento, un indicador de interés público de que se apruebe la medida.

En los correos electrónicos los ciudadanos dijeron que tendrán que recortar la compra de zapatos, combustible para calefacción cuando el invierno recién ha comenzado, combustible para los automóviles y cenas con sus seres queridos.

En términos duros, y llamando al desacuerdo como “un estancamiento estúpido”, Obama dijo que el Congreso debe escuchar la voz de los estadounidenses, así como de los restantes involucrados en negociar el acuerdo, en particular el líder republicano en el senado, Mitch McConnell.

El senador republicano no sólo pidió al Congreso que apruebe la medida, sino que reclamó a su colega, el líder de la mayoría demócrata, Harry Reid, que nomine un grupo de senadores de su partido para iniciar nuevas negociaciones.

El Senado aprobó la medida la semana pasada por amplio margen, pero el Congreso la rechazó y propuso más negociaciones para extender el acuerdo a un año.

Algunos analistas insisten en señalar que los republicanos en el Congreso están presentado un ángulo equivocado, al discutir sobre procedimiento, mientras que la Casa Blanca y el Senado hablan de no subir los impuestos a los salarios de los trabajadores y ayudar a los desempleados.

El prestigioso diario The Wall Street Journal, cuya línea editorial es conservadora y confiable, criticó en su editorial de este jueves 22 de diciembre al liderazgo republicano en el Congreso y el Senado.

La Casa Blanca por su parte, insistió en que $160 millones de estadounidenses verán incrementar sus impuestos en $1.000 dólares por año si el Congreso no aprueba la extensión, mientras que 2 millones de estadounidenses desempleados podrían perder su beneficio por desempleo.

XS
SM
MD
LG