Enlaces para accesibilidad

Obama llama a superar la polarización en Estados Unidos

  • Voz de América - Redacción

El presidente Barack Obama pronuncia el discurso sobre el Estado de la Nación.

El presidente Barack Obama pronuncia el discurso sobre el Estado de la Nación.

El presidente defiende sus logros y cuestiona las visiones políticas negativas sobre Estados Unidos.

En su último discurso sobre el Estado de la Nación, el presidente Barack Obama, pidió rechazar la desconfianza que envuelve lo que describió como “la quebrada política del país” y a “trabajar juntos” para superarla.

El presidente comenzó diciendo que en su último discurso ante el Congreso quería concentrarse en el futuro. “Quiero concentrarme en los siguientes cinco años, diez años, y más allá”, dijo.

“Vivimos en tiempos de cambio extraordinario… que está redefiniendo la forma en que vivimos, la forma en que trabajamos, nuestro planeta y nuestro lugar en el mundo”, agregó.

Haga click para ver el texto del discurso completo.

A los estadounidenses pidió no tener miedo a esos cambios y no adherirse a los dogmas, recordando que las guerras, la depresión y el influjo de trabajadores inmigrantes no es nada nuevo en la historia del país.

“En cada una de esas ocasiones, ha habido quienes nos han dicho que debemos temer al futuro… Y en cada ocasión, superamos esos temores”.

“El futuro que queremos –la oportunidad y seguridad para nuestras familias; un mejor nivel de vida y un planeta sostenible y pacífico para nuestros hijos—todo está a nuestro alcance. Pero solo será realidad si trabajamos juntos”, añadió.

“La democracia –recordó—requiere lazos básicos de confianza entre sus ciudadanos”.

“Así, mis conciudadanos, cualquier cosa en que la crean, si prefieren un partido o ningún partido, nuestro futuro colectivo depende de su voluntad por cumplir sus obligaciones como un ciudadano. Votar. Hablar. Defender a otros, especialmente a los débiles y vulnerables, sabiendo que cada uno de nosotros está aquí porque alguien, en alguna parte, nos defendió”.

El presidente insistió en los temas que han marcado su agenda durante los últimos meses, el cambio climático y la inmigración y la llegada de refugiados a Estados Unidos, la seguridad nacional y el combate contra el grupo Estado islámico.

También se refirió brevemente al acercamiento con Cuba y pidió a los congresistas, que si quieren consolidar el liderazgo y la credibilidad en el Hemisferio, deben “reconocer que la Guerra Fría ya terminó” y “levantar el embargo”.

De igual manera dijo que seguirá trabajando para cerrar la prisión de Guantánamo: “Es cara, es innecesaria, y solo sirve a nuestros enemigos de propaganda para el reclutamiento“.

El presidente pareció referirse a los republicanos más conservadores cuando dijo Estados Unidos debe rechazar cualquier política que tenga como blanco la gente por su raza o su religión.

“Cuando los políticos insultan a los musulmanes, cuando una mezquita es atacada, o cuando un niño es acosado… eso nos disminuye en los ojos del mundo… y traiciona lo que somos como país”, subrayó.

En contraposición habló de un país “de gran corazón, optimista de que la verdad inerme y el amor incondicional va a tener la última palabra”.

"Eso es lo que me hace sentirme esperanzado en el futuro… Por eso estoy aquí confiado que el Estado de nuestra Nación es fuerte”, terminó.

XS
SM
MD
LG