Enlaces para accesibilidad

Obama pide fin al embargo a Cuba


El excontratista Alan Gross, recientemente liberado de una prisión de Cuba, celebra la mención del presidente Obama sobre el relanzamiento de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

El excontratista Alan Gross, recientemente liberado de una prisión de Cuba, celebra la mención del presidente Obama sobre el relanzamiento de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

En su discurso del Estado de la Nación, mandatario pide al Congreso iniciar el trabajo para un eventual desmantelamiento de la política hacia la isla.

En su discurso del Estado de la Nación, el presidente Barack Obama solicitó al Congreso comenzar el trabajo para “poner fin al bloqueo”.

“En Cuba, estamos terminando una política que pasó mucho tiempo después de su fecha de caducidad. Cuando lo que está haciendo no funciona desde hace cincuenta años, es hora de probar algo nuevo”, dijo Obama, justificando su iniciativa de normalizar relaciones diplomáticas con la isla.

Obama además está flexibilizando las restricciones de viajar a la isla y de enviar remesas a la isla, con la esperanza que un mayor contacto entre ambos pueblos eventualmente lleve a un cambio de régimen en la isla, según los expertos.

“Nuestro cambio en la política hacia Cuba tiene el potencial de poner fin a un legado de desconfianza en nuestro hemisferio; elimina una excusa falsa para las restricciones en Cuba; se pone de pie para los valores democráticos; y extiende la mano de la amistad al pueblo cubano”, agregó el presidente. “Y este año, el Congreso debería comenzar el trabajo de poner fin al bloqueo”.

Sin embargo, algunos analistas no ven eso posible a menos que Cuba haga un esfuerzo real y medible de un mayor respeto a los derechos humanos.

“El embargo de parte de EE.UU. es ley, aunque siempre se ha dicho que se puede cambiar, siempre y cuando el gobierno de los hermanos Castro empiece a respetar los derechos humanos”, dijo el analista de la Organización Iniciativa Libre, Jorge Lima. “En el momento que eso cambie, entonces EE.UU., como lo permite la ley, puede cambiar el embargo y muchas otras cosas”.

Carlos Ponce, director del Programa de América Latina de Freedom House, dice que es necesario poner objetivos medibles con el fin de derribar el embargo.

“Debería [haber] un mapa, que debe ser recorrido. Pero no solo EE.UU. La próxima Asamblea de la OEA podría ser el momento para ello. Que ponga condiciones de apertura, que se detengan [arrestos], detener tortura a disidentes, libertad de prensa… Cuba debe tener obligaciones”, dijo.

Al respecto, el congresista republicano Mario Díaz Balart se quejó que Obama no pidió nada a cambio de parte de Raúl Castro a la hora de restablecer relaciones con La Habana.

“El gobierno del presidente Barack Obama ha puesto sobre la mesa todas las concesiones posibles sin nada a cambio", dijo el representante de Florida. "Ni siquiera tomó en cuenta la palabra y la posición de la disidencia que pide un compromiso serio del régimen castrista para respetar los derechos de todos los cubanos”.

En su discurso, Obama sacó a colación al papa Francisco, señalando que esta iniciativa diplomática logró liberar al excontratista estadounidense Alan Gross, quien era invitado de honor al evento y se sentó junto a su esposa cerca de la primera dama, Michelle Obama.

“Como Su Santidad, Francisco, ha dicho, la diplomacia es la obra de 'pequeños pasos'. Estos pequeños pasos se han sumado a una nueva esperanza para el futuro de Cuba. Y después de años de prisión, estamos encantados de que Alan Gross está de vuelta a donde pertenece. Bienvenido a casa, Alan”, dijo Obama, lo que provocó que Gross se levantara y agradeciera públicamente al presidente, entre el aplauso de todos los asistentes.

XS
SM
MD
LG