Enlaces para accesibilidad

Presidente Obama advierte al Congreso

  • Voz de América - Redacción

Obama recordó que no ha usado frecuentemente su poder de veto desde que asumió el cargo, pero cree que va a tener que hacerlo en el futuro próximo.

Obama recordó que no ha usado frecuentemente su poder de veto desde que asumió el cargo, pero cree que va a tener que hacerlo en el futuro próximo.

Con la próxima toma de control del Congreso de parte de los republicanos, el mandatario señala que no le temblará la mano para usar su poder de veto en 2015.

El presidente Barack Obama recordó a los republicanos en el Congreso que tiene poder de veto y no dudará en usarlo en 2015.

Desde que asumió el poder en 2009, Obama solo ha vetado dos proyectos de ley en circunstancias poco importantes, pero, con los republicanos a punto de tomar control del Congreso el próximo año, Obama está perdiendo el apoyo del Senado, que era su última barricada contra una serie de leyes que no apoya.

Este lunes, en una entrevista con National Public Radio, Obama recordó que no ha usado frecuentemente su poder de veto desde que asumió el cargo, pero cree que va a tener que hacerlo en el futuro próximo.

“Voy a defender las ganancias que hemos hecho en cuidado de salud. Voy a defender las ganancias que hemos logrado en asuntos ambientales y aire limpio y aguas limpias”, dijo.

El mandatario está tratando de establecer el tono para un año en el que es muy probable que el Congreso y el Ejecutivo se enfrenten en múltiples ocasiones.

Impulsados por las decisivas ganancias de las elecciones legislativas noviembre, los republicanos quieren utilizar su nueva mayoría en el Senado para revertir los planes de Obama en materia de inmigración, cambio climático y cuidado de salud, entre otros.

Para superar un veto presidencial, los republicanos necesitarían los votos de las dos terceras partes de las dos cámaras del Congreso y dado que sus mayorías no son tan amplias, todavía necesitarán persuadir a algunos demócratas para que desafíen al presidente.

No obstante, el mandatario dijo que espera que por lo menos en algunos temas aquello no será necesario porque cree que puede tener puntos en común con los republicanos, algo en lo que está de acuerdo el próximo líder de la mayoría senatorial, el legislador de Kentucky Mitch McConnell.

“Proyectos de ley bipartidistas serán aprobados y enviados al presidente, y él tendrá que tomar decisiones entre su ideología o crear empleos para la clase media (…) Hay mucho que podemos hacer juntos si el presidente firma leyes en lugar de vetar lo que a sus aliados liberales no les gusta”, dijo McConnell.

Potenciales áreas de cooperación incluyen reforma tributaria y acuerdos de comercio global, mientras que en los temas de fricción están regulaciones de la Agencia de Protección Ambiental, el oleoducto Keystone XL y las medidas unilaterales de inmigración anunciadas por el presidente, que permitirían a millones de indocumentados en el país evitar la deportación y obtener permiso de trabajo.

XS
SM
MD
LG