Enlaces para accesibilidad

Obama pide la reforma: "Hagan lo correcto"

  • Voz de América - Redacción

El presidente Obama es acompañado de líderes empresariales, religiosos y políticos para hablar de la reforma migratoria, en el salón Este de la Casa Blanca.

El presidente Obama es acompañado de líderes empresariales, religiosos y políticos para hablar de la reforma migratoria, en el salón Este de la Casa Blanca.

Senado inicia las discusiones aunque las dos votaciones previstas para hoy son sólo para permitir oficialmente el debate y se espera que sean aprobadas por márgenes confortables.

El presidente Barack Obama habló de nuevo este martes sobre la reforma migratoria, buscando dar impulso al debate que comienza en el pleno del Senado, donde nuevas enmiendas al proyecto original ya aprobado por la Comisión Jurídica aguardan su turno.

"Si en serio quieren arreglar el sistema (inmigratorio) éste es el vehículo para hacerlo. Y este es el momento", dijo el presidente dirigiéndose a los senadores.

Las dos votaciones iniciales previstas para hoy en el Senado serán solo para permitir oficialmente el debate y se espera que ambas sean aprobadas por márgenes confortables. Las verdaderas batallas serán en los próximos días y semanas.

El mandatario reiteró así su fuerte apoyo a la reforma que él llama “de sentido común”, con la que se espera componer el arruinado sistema inmigratorio al que calificó de "tardado, complicado y bizantino" que ya no tiene "ninguna credibilidad" para atender a 11 millones de inmigrantes indocumentados".

Algunos republicanos buscan fortalecer las cláusulas referentes a seguridad para votar con comodidad por la iniciativa, mientras los más opuestos, buscan incluir enmiendas relacionadas con el reembolso de impuestos y cobertura de salud para los indocumentados.

Pensando en ellos, Obama dijo que la reforma "será el mayor compromiso con la seguridad fronteriza de la historia... la inversión más grande, que le dará a los patronos un instrumento confiable para comprobar que están contratando gente que está legalmente en el país".


"Estoy seguro que habrá varios cambios en las semanas que vienen, pero no hay razón para oponerse", les dijo Obama advirtiéndoles que no deben bloquear "el mejor chance que hemos tenido en años" de reformar el sistema.

Al momento de su discurso, el presidente, que ha hecho de la reforma migratoria prioridad en su segundo mandato, estuvo acompañado de representantes de los cuerpos de seguridad, líderes empresariales y laborales, líderes religiosos y funcionarios republicanos y demócratas.

También estuvieron presentes dos soñadores: Tolu Olubunmi, nigeriana graduada de ingeniería, quien hizo la presentación de Obama; y el argentino Diego Sánchez, otro graduado universitario y líder estudiantil.

"Hagan lo correcto" dijo Obama al Senado. "Y cuando surjan los obstáculos y los opositores... recuerden a Tolu y a Diego".

El líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid, quiere aprobar el proyecto antes del 4 de julio, pero en su comentario más optimista, el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, dijo este martes que la legislación tiene un buen chance de ser aprobada "sin dudas, a fin de año".

Empresarios expresan apoyo

Luego del discurso del presidente Obama los miembros de la Cámara de Comercio de Estados Unidos también salieron al frente y respaldaron la aprobación de una reforma migratoria por considerarla lo más apropiado para el crecimiento de la economía.

"Un dueño de restaurantes me dijo que si tuviera más trabajadores, tendría ocho restaurantes repeltos de clientes estadounidenses en su mayoría creando empleo y generando ingresos para muchas personas y para el país", expresó Carlos Gutiérrez, ex secretario de Comercio de EE.UU.
XS
SM
MD
LG