Enlaces para accesibilidad

Nueza Zelanda sufre nuevo azote


Un hombre que vivía en una pensión para jubilados falleció como consecuencia del sismo.

Un hombre que vivía en una pensión para jubilados falleció como consecuencia del sismo.

Una víctima mortal se ha registrado tras el nuevo terremoto que se produjo ayer en Nueva Zelanda, con una intensidad de 6,3.

La azotada localidad de Christchurch, segunda ciudad de Nueva Zelanda, sufrió una nueva víctima como consecuencia de las réplicas sísmicas que dejaron además 45 heridos, según precisaron las autoridades.

El nuevo terremoto tuvo su epicentro a 14 km de la ciudad y a 11 km de profundidad, apenas tres meses después de que otro terremoto azotara la zona el 22 de febrero en un masivo terremoto de magnitud 6,3 que acabó con 181 muertos y destruyó además decenas de edificios en el centro de la ciudad.

Se trata de la tercera vez en un escaso lapso de tiempo en que la región se ve afectada por este tipo de alteración geológica, ya que seis meses antes, el 4 de septiembre, esta ciudad había sufrido un terremoto de magnitud 7, que no causó víctimas pero sí grandes daños materiales.

El estadio de rugby resultó dañado lo que obligó a los organizadores del próximo Mundial de Rugby (9 de septiembre-23 de octubre) a desplazar hacia otras ciudades los partidos previstos en Christchurch.

En esta nueva ocasión un hombre que vivía en una pensión para jubilados falleció como consecuencia del sismo, según confirmaron las autoridades regionales, mientras que unos 20.000 hogares pasaron la noche del lunes sin electricidad.

La pasada noche se registró una nueva réplica de magnitud 4,7. "La ciudad tuvo una noche muy difícil", declaró el alcalde Bob Parker a una radio, según recogen las agencias.

Nueva Zelanda, situada en el "cinturón de fuego" del Pacífico, en la frontera entre las placas tectónicas australiana y pacífica, registra unos 15.000 temblores de tierra anuales.

XS
SM
MD
LG