Enlaces para accesibilidad

Nuevo observatorio en el Polo Sur


El observatorio está diseñado para detectar partículas subatómicas conocidas como neutrinos.

El observatorio está diseñado para detectar partículas subatómicas conocidas como neutrinos.

El observatorio está compuesto de 5.160 sensores ópticos reunidos en forma de un cubo.

Los científicos completaron el trabajo que desarrollan en el Polo Sur para instalar un observatorio subterráneo único en la estación de Estados Unidos, diseñado para detectar la presencia de partículas subatómicas.

La última parte del Ice Cube Observatory (Observatorio Cubo de Hielo) fue instalada en la estación estadounidense Amundsen-Scott en el Polo Sur, concluyendo 10 años de trabajos.

El observatorio está compuesto de 5.160 sensores ópticos del tamaño de una pelota de básquetbol arregladas en forma de un cubo.

El cubo, que se extiende por un kilómetro en cada dirección está a aproximadamente 1,4 kilómetros bajo la superficie del hielo.

El observatorio está diseñado para detectar partículas subatómicas conocidas como neutrinos, un elemento común en el universo, creado por los rayos cósmicos del sol. Los neutrinos son tan pequeños que normalmente pasan entre los átomos y otras materias sin afectarlas.

El observatorio IceCube fue construido en la Antártida debido a la pureza del agua congelada.

Los científicos creen que el proyecto les dará nuevo conocimiento sobre los agujeros negros, la materia oscura y la naturaleza de la explosión de las estrellas.

XS
SM
MD
LG