Enlaces para accesibilidad

Nuevas protestas en Caracas y Táchira


El gobierno asegura que las máquinas captahuellas resolverá el problema del desabastecimiento

El gobierno asegura que las máquinas captahuellas resolverá el problema del desabastecimiento

Caracas y San Cristóbal fueron escenario para que los venezolanos retomaran las protestas, ahora por la imposición de máquinas captahuellas para controlar la compra de alimentos.

Seis heridos y 28 detenidos fue el resultado de las protestas que se registraron en la localidad de Pueblo Nuevo, en San Cristóbal, capital del estado fronterizo de Táchira, donde la Guardia Nacional reprimió a los manifestantes.

Tres personas resultaron heridas con perdigones y funcionarios policiales fueron quemados por bombas de fabricación casera, conocidas como molotov, y alcanzados por piedras durante el enfrentamiento, según el diario El Nacional.

Los tachirenses protestaron por la implementación de las máquinas captahuellas para el control de alimentos con las que el gobierno del presidente Nicolás Maduro pretende combatir la escasez y el desabastecimiento.

En Caracas, en horas de la tarde, replicaron las protestas que iniciaron la madrugada de este lunes en San Cristóbal. El distribuidor Santa Fe de la autopista Prados del Este, hacia el sureste de Caracas, escenario de protestas durante febrero y mayo, fue nuevamente lugar para que los caraqueños manifestaran su descontento por la medida.

Al menos seis manifestantes habrían sido detenidos en Caracas por obstaculizar las calles con barricadas construidas con escombros.

En horas de la noche también fueron tomadas calles de Chacao y el municipio Baruta por manifestantes que bloquearon las calles.

El vicepresidente Jorge Arreaza salió al paso a estas protestas asegurando que son reacciones de la “derecha venezolana” y de quienes “se oponen a que luchemos contra el contrabando”, dijo.

XS
SM
MD
LG