Enlaces para accesibilidad

Conferencia sobre seguridad nuclear


El reactor accidentado en Chenóbyl fue recubierto con un sarcófrago de plomo y concreto.

El reactor accidentado en Chenóbyl fue recubierto con un sarcófrago de plomo y concreto.

A un cuarto de siglo de la tragedia de Chernóbyl y después de pocas semanas de Fukushima, se habla de elevar la seguridad en las plantas atómicas.

Los gobiernos de Rusia, Belarús y Ucrania organizaron una conferencia internacional sobre seguridad en las plantas nucleares que fue inaugurada este miércoles en Kiev.

La conferencia de dos días tiene lugar una semana antes de conmemorarse el 25 aniversario de la tragedia nuclear ocurrida durante la era soviética en la ciudad ucraniana de Chernóbyl.

Al dejar inaugurado el evento en la capital de Ucrania, el director general de la Organización Internacional de Energía Atómica, Yukiya Amano, refutó los paralelismos que se hacen entre el desastre en Ucrania y el de la central atómica de Fukushima, en Japón.

El funcionario destacó que la fuga radiactiva de Fukushima tras el sismo y el tsunami en Japón representa apenas el 10 por ciento de la ocurrida en la planta ucraniana el 26 de abril de 1986.

La explosión registrada en Chernóbyl afectó el reactor, originó un incendio que lanzó una nube radiactiva sobre Europa y provocó que unas 200 mil personas que residían cerca de la planta fueran evacuadas.

El accidente esparció hasta 200 toneladas de material fusible con una radiactividad de 50 millones de curios, equivalente a 500 bombas atómicas como la de Hiroshima, lo que afectó de una manera u otra a más de cinco millones de personas

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que participa en la conferencia, dijo que lo ocurrido en Fukushima y el desastre de Chernóbyl constituyen mensajes fuertes. “Debemos aprender las lecciones de esas tragedias y reforzar las normas de seguridad nuclear, a nivel nacional e internacional", declaró

"Muchos países seguirán hallando la energía nuclear como una opción importante en el futuro, y por eso debemos extremar esfuerzos", puntualizó Ki-moon.

Una conferencia de donantes de la comunidad internacional consiguió unos $785 millones de dólares para financiar los trabajos relacionados con la construcción del nuevo sarcófago que debe recubrir de manera segura hasta fines de siglo el reactor averiado de Chernóbyl.

La lluvia, la oxidación y la nieve han debilitado el primer recubrimiento con que se aisló el reactor que fue construido hace 25 años y diseñado para durar sólo 20.

Originalmente, Ucrania había solicitado $1.100 millones de dólares. Además del sarcófago de protección parte del dinero donado servirá para construir una instalación de almacenaje seguro donde se guarden los residuos nucleares de Chernóbyl.

XS
SM
MD
LG