Enlaces para accesibilidad

Investigarán ataques en Noruega

  • Voz de América - Redacción

El presidente Obama firmó el libro de condolencias en la embajada de Noruega en Washington, a donde asistió junto al vicepresidente, Joe Biden.

El presidente Obama firmó el libro de condolencias en la embajada de Noruega en Washington, a donde asistió junto al vicepresidente, Joe Biden.

El primer ministro de Noruega, Jens Stoltenberg, dijo que su gobierno creará una comisión independiente para investigar los ataques de la semana pasada.

El primer ministro de Noruega, Jens Stoltenberg, dijo que los noruegos se defenderán mostrando que no le tienen miedo a la violencia, y que la respuesta a los ataques terroristas de la semana pasada será “más democracia y más apertura”.

En una rueda de prensa realizada este miércoles 27 de julio de 2011, Stoltenberg dijo que las opiniones políticas extremistas son legítimas pero que llevarlas a la práctica por métodos violentos no lo es.

También mencionó que su gobierno creará una comisión independiente para investigar los ataques de la semana pasada. Dijo que es importante investigar bien para poder aprender de los hechos ocurridos. El primer ministro dijo además que evaluará las acciones de los funcionarios de seguridad de Noruega luego del periodo de luto para las víctimas.

Por lo menos 76 personas murieron el viernes 22 de julio, en un ataque contra edificios gubernamentales en Oslo y una masacre en un campamento juvenil en una isla cercana llamada Utoeya. Algunos opinan que la policía noruega se tardó más de lo necesario en llegar a la isla.

Uno de los primeros policías en llegar dijo este miércoles que Breivik, el sospechoso de los ataques, alzó los brazos inmediatamente al escuchar que "policías armados" se le acercaban.

En Washington, el presidente Barack Obama y el vicepresidente Joe Biden visitaron la residencia del embajador noruego para ofrecerle personalmente sus condolencias por las víctimas de los ataques. Obama dijo que estaba apesadumbrado por la trágica pérdida de vidas y reafirmó al pueblo noruego que Estados Unidos está junto a ellos.

El extremista de derecha, Andres Behring Breivik, confesó haber llevado a cabo los ataques, argumentando que solo trataba de salvar a Europa de lo que calificó de “una colonización musulmana”.

Algunos trabajadores gubernamentales tienen previsto regresar a sus oficinas en los edificios donde las explosiones destruyeron la mayor parte de las ventanas.

Horas antes, la policía noruega reportó que la maleta sospechosa hallada en un autobús en la estación central de la capital no representa peligro. Autoridades dijeron que parte de la estación fue evacuada este miércoles después que se encontró la maleta en el lugar donde los autobuses parten hacia el aeropuerto. Noruega está en estado de alerta máxima tras la masacre del pasado viernes.

XS
SM
MD
LG