Enlaces para accesibilidad

“No sentimos resentimiento”

  • Voz de América - Redacción

Dos árboles de los deseos fueron instalados en el hall central de la embajada con mensajes de apoyo, plegarias y deseos para el pueblo estadounidense.

Dos árboles de los deseos fueron instalados en el hall central de la embajada con mensajes de apoyo, plegarias y deseos para el pueblo estadounidense.

El encargado de negocios de la embajada de EE.UU. en Uruguay dijo que los atentados del 11-S fueron “una barbaridad” pero miran hacia delante.

A días de que se cumpla el décimo aniversario de los atentados del 11 de septiembre, embajadas de Estados Unidos alrededor del mundo recordaron a las 3.000 víctimas con actos conmemorativos que apuntaron a mirar hacia el futuro y recobrar los ánimos para seguir hacia delante.

En la embajada de EE.UU. en Uruguay, se llevó a cabo una ceremonia el 7 de septiembre en honor a los que perdieron sus vidas en los ataques que cambiaron el mundo. Estuvo presente Virginia Domínguez, hija del único uruguayo que murió en los atentados, Alberto Domínguez, según informó la embajada.

El viernes 9 de septiembre, el encargado de negocios de la embajada, Thomas Lloyd, habló sobre los terribles sucesos que cambiaron el mundo en una corta rueda de prensa en la que estuvo presente la Voz de América.

Lo que ocurrió hace 10 años fue “una barbaridad que mató a más de 3.000 personas en Estados Unidos, fue el peor ataque en tierra estadounidense en todos los tiempos”, sostuvo.

“Pero recordamos que las víctimas no eran solamente estadounidenses, eran de todos los países, incluso Uruguay, y sabemos que estos terroristas no pueden ganar y realmente estamos más seguros hoy que hace diez años”, agregó.

Lloyd aseguró que las autoridades estadounidenses toman “muy en serio” cualquier tipo de amenaza que pueda presentarse en estas fechas, aunque “en este momento no hay ninguna información específica” sobre un eventual atentado.

El mensaje final del encargado de negocios es que si bien el aniversarios marca un “momento trágico”, los estadounidenses “no miran hacia atrás y sí al futuro”.

Detrás de Lloyd, en el hall central de la embajada, estaban instalados dos árboles de los deseos en el colgaban mensajes alusivos a la fecha.

Los árboles de los deseos existen en muchas culturas del mundo. “Desde Georgia a Japón, deseos, sueños y plegarias se exhiben en trozos de tela o tirillas de papel colgando de un árbol”, explicaron los funcionarios estadounidenses.

“De este modo se estará rindiendo homenaje a la fortaleza y al espíritu de todas nuestras familias y sociedades”, explicaron los funcionarios estadounidenses.

Mensajes de consuelo, ánimo y paz decoraban los árboles. También en la página de Facebook de la embajada personas escribieron sus plegarias. “Nunca olvidaremos el 11-S”, rezaba uno de los mensajes.

XS
SM
MD
LG