Enlaces para accesibilidad

El mundo de las niñeras extranjeras


Las llamadas ‘Au Pairs’, chicas entre los 18 y 26 años, requieren tener un nivel intermedio de idioma, experiencia en el cuidado de niños y saber conducir.

Las llamadas ‘Au Pairs’, chicas entre los 18 y 26 años, requieren tener un nivel intermedio de idioma, experiencia en el cuidado de niños y saber conducir.

Cientos de familias en Estados Unidos, Europa y Australia encuentran conveniente reclutar a jóvenes extranjeras, entre los 18 y 26 años, por un periodo de tiempo para el cuidado sus hijos.

Muchas jóvenes estudiantes y profesionales viajan al extranjero para trabajar como niñeras a cambio de aprender un segundo idioma, conocer otra cultura y acumular un poco de dinero.

Los beneficios del programa parecen equitativos: por un lado la familia anfitriona puede ahorrar hasta un 30 por ciento en pagos de honorarios por niñera particular, pero además las llamadas Au Pairs pueden vivir con familias que les brindan hospedaje, transporte, alimentación y un pago semanal por el trabajo.

Este trabajo, que en el pasado estaba reseñado para señoras mayores, ahora tiene un nuevo grupo, jóvenes extranjeras. Las Au Pairs, chicas entre los 18 y 26 años, requieren tener un nivel intermedio de idioma, experiencia en el cuidado de niños y saber conducir.

La agencia AuPair World le explicó a la Voz de América, que se ha vuelto muy popular el programa, en 2013 reportó el envió de 299,680 Au Pairs, un incremento del 45% en comparación con 2012. Además los países con mayor demanda provienen del Reino Unido, Francia, Alemania, Canadá y Nueva Zelanda.

Cientos de familias en países como Estados Unidos se inclinan por solicitar una AuPair por la flexibilidad y los convenientes servicios que estas ofrecen.

Teri Minogue, madre de tres hijos y quien vive en el estado de Virginia, en dialogo con la Voz de América dijo que adora a su niñera quien ha cuidado de sus tres hijos desde que nacieron, sin embargo buscará una Au Pair.

“Hemos pensado en traer una Au Pair porque nuestra niñera no sabe conducir, necesitamos transportar a los niños cuando empiecen el colegio y eso nos genera más costos”, aseguró.

En el mundo de las Au Pair no todo es color rosa, encontrar buenas familias es tan difícil como encontrar una buena pareja donde pequeños detalles de respeto y convivencia pueden transformar el sueño en una pesadilla.

Muchas jóvenes son víctimas de acoso laboral o discriminación por parte de las familias, por suerte, existen representantes locales que actúan como veedoras en este tipo de situaciones.

AuPair México aseguró que las agencias cuentan con oficinas locales donde las familias anfitrionas y Au Pairs son supervisadas, y están obligadas a brindar asistencia a las jóvenes en caso de maltrato laboral o riesgos de discriminación.

Dejar la universidad, la familia, los amigos y en muchos casos el trabajo para decidir viajar a otro país como niñera no es una decisión fácil de asumir. Aline Ménezes dejósu natal Jacareí en Brasil, para llegar a Estados Unidos y según contó a la Voz de América, valió la pena.

La joven brasileña de 26 años decidió llegar a los Estados Unidos para trabajar como Au Pair, hoy casi dos años después está en vísperas de iniciar su Maestría en Negocios.

“He tenido la oportunidad de conocer este país, experimentar su cultura, hablar inglés todo el tiempo, mirar la vida desde otra perspectiva y tener una vida más independiente” afirmó Ménezes.

Pese a que existen algunas historias negativas, muchas sin evidencias, la experiencia misma es satisfactoria.

XS
SM
MD
LG