Enlaces para accesibilidad

Piden desconocer a Daniel Ortega

  • Voz de América - Redacción

La oposición nicaragüense denunció que hubo fraude en los comicios.

La oposición nicaragüense denunció que hubo fraude en los comicios.

Representantes y senadores de EE.UU. consideran ilegítimas las elecciones presidenciales del mes pasado en Nicaragua.

La presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de EE.UU., Ileana Ros-Lehtinen, instó este jueves al gobierno en Washington a que desconozca a Daniel Ortega como presidente recién reelecto en Nicaragua.

Durante una audiencia en el Congreso para analizar las comicios del mes pasado en el país centroamericano, Ros-Lehtinen demandó además a la Casa Blanca que posponga la designación de nuevo embajador en Nicaragua hasta la celebración de nuevas elecciones.

Ros-Lehtinen comparó la "dura" actitud asumida por el gobierno del presidente Barack Obama después del golpe de Estado en Honduras en 2009, con la actual postura "pasiva" frente a Nicaragua.

La vista coincidió con la presentación de un proyecto de resolución en el Senado que pide a la casa Blanca y al Departamento de Estado adoptar medidas drásticas e inmediatas a fin de que se restaure el orden constitucional en Nicaragua.

La resolución, elaborada por los senadores Bob Menéndez (demócrata) y Marco Rubio (republicano), aboga incluso porque EE.UU. se oponga al otorgamiento de "préstamos de instituciones financieras internacionales" a ese país.

También pide que la misión estadounidense en la OEA busque la adopción de medidas por parte de este organismo regional incluyendo la posibilidad de suspender a Nicaragua por violar los artículos 20 y 21 de la Carta Democrática Interamericana.

La congresista Ros-Lehtinen reprochó al gobierno del presidente Barack Obama su actuación respecto a Nicaragua y dijo que EE.UU. no puede restringir sus objetivos en América Latina, ni “descuidar libertades democráticas, empezando por el derecho fundamental de elegir a los líderes gubernamentales".

El demócrata de más rango en la Comisión, el congresista Howard Berman, defendió la postura asumida por el gobierno estadounidense, que poco después de los comicios denunció que estos no habían sido transparentes y que habían adolecido de irregularidades.

Berman lamentó que el resto de los países de la región no hubiesen apoyado de manera enérgica a EE.UU, cuando la semana pasada denunció tales irregularidades durante una sesión de la OEA.

El legislador dijo que no veía mucho sentido en cortar la ayuda que EE.UU da a Nicaragua cuando ésta es “superada con creces por los $500 millones de dólares suministrados por (el presidente venezolano) Hugo Chávez” a Ortega.

Robert Callahan, ex embajador de EE.UU.en Managua hasta julio pasado, también testificó en la audiencia y señaló que a pesar de que las elecciones del 6 de noviembre fueron una farsa, EE.UU. no debe marcharse de Nicaragua.

La candidatura de Ortega fue "ilegal, ilegítima e inconstitucional" y los comicios estuvieron marcados por "un serio fraude", pero "por el momento, al menos, pienso que debemos permanecer" , dijo.

XS
SM
MD
LG