Enlaces para accesibilidad

Brady: "Gané el juego en forma limpia"

  • Voz de América - Redacción

El escándalo de las pelotas desinfladas ha despertado gran interés de parte de la prensa deportiva estadounidense.

El escándalo de las pelotas desinfladas ha despertado gran interés de parte de la prensa deportiva estadounidense.

El mariscal de campo de los Patriotas dice desconocer cómo 11 pelotas perdieron aire en la final de la Conferencia de la Liga Americana de la NFL.

El mariscal de campo de los Patriotas de Nueva inglaterra, Tom Brady, negó adulterar las pelotas con las que se jugó la final de la Conferencia Americana contra los Colts de Indianápolis.

Brady dijo negar saber cómo 11 de las 12 ovaladas usadas por la ofensiva de Nueva Inglaterra en el partido perdieron aire.

Los Patriotas demolieron a los Colts 45-7, ganando su derecho de jugar el Súper Tazón el 1 de febrero, cuando choquen con los Seattle Seahawks.

"Gané el partido en forma limpia", dijo Brady.

Sin embargo, Brady dijo tener sus preferencias. Le gusta la ovalada inflada a 12,5 libras por pulgada cuadrada de presión de aire, dijo.

La NFL requiere que las pelotas sean infladas entre 12,5 y 13,5 libras por pulgada cuadrada.

"Para mí, provee un agarre perfecto para el fútbol", dijo. "Nunca haría nada contra las reglas de juego".

La negación de Brady llega después que el entrenador principal de los Patriotas de Nueva Inglaterra, Bill Belichick, declinara tener algo que ver con las pelotas desifladas.

"Ignoraba total y completamente esto hasta el lunes por la mañana", dijo Belichick.

Al jugar con pelotas desinfladas, tanto el mariscal de campo Brady, como los recibidores tienen mayor control para lanzar y atrapar la ovalada, y dadas las condiciones climáticas el día del partido, con mucha lluvia y viento, no es descabellado pensar que esto podría haber dado una ventaja competitiva al equipo de Belichick.

En partidos de la NFL, ambos equipos juegan con sus propias pelotas, y el cuerpo de árbitros chequea que estas cumplan con los requisitos oficiales, pero en el caso de las ovaladas de Nueva Inglaterra, estaban infladas con una presión de dos libras por pulgada cuadrada menor que lo que establece el reglamento.

El caso llegó a los oficiales tras la intercepción de D'Qwell Jackson a Tom Brady. El jugador entregó las pelotas a los encargados de equipamiento de los Colts, y estos se mostraron preocupados por lo desinfladas de las ovaladas.

Según las reglas, de ser encontrados culpables, la NFL podría castigar a los Patriotas con $25 mil dólares y la sustracción de una elección en el draft de la liga.

De todas formas, la NFL informó que los resultados de la investigación se darían a conocer después del Súper Tazón.

Belichick y los Patriotas ya fueron multados en 2007 por grabar en video las señales en clave de un equipo contrario.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG